Ciudadanos exigen al gobierno leyes que protejan a la población del ruido

El sonido suele ser clasificado como ruido cuando daña el mecanismo auditivo, cuando causa en el cuerpo otros efectos que son dañinos para la salud y la seguridad.



El colectivo Más Seguridad Aérea, Menos Ruido aseguró que debe robustecerse el marco legal que existe en el país para asegurar “nuestro #DerechoAlDescanso y a la posibilidad de habitar en espacios libres de ruido”, pues, de acuerdo con líderes del colectivo, el ruido es una compañía constante e invisible que tiene impacto en la salud.

Jimena de Gotari Ludlow, profesora en la Universidad Iberoamericana e integrante del colectivo Más Seguridad Aérea, Menos Ruido, indicó que “el ruido ha sido desde hace mucho tiempo una compañía constante e invisible que tiene impactos en la salud, en lo social y en lo económico y que puede ser una causa de comportamientos violentos”.

“Debemos entender cómo el ruido vulnera nuestros derechos fundamentales y que es un problema de salud pública”, explicó Gotari Ludlow y recalcó que el sonido suele ser clasificado como ruido cuando daña el mecanismo auditivo, cuando causa en el cuerpo otros efectos que son dañinos para la salud y la seguridad.

Tras varios estudios en acústica urbana, entornos sonoros, contaminación acústica, salud urbana y espacio público, la especialista indicó que el daño que ocasiona el ruido en la audición es generalmente un proceso lento e indoloro y en general puede haber cambios químicos en la sangre y en su volumen de circulación debido a que se ejerce demasiada presión sobre el corazón.

El colectivo Más Seguridad Aérea, Menos Ruido se conformó luego del cambio de rutas aéreas en el Valle de México el 25 de marzo de 2021 hecho por Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), que causó un mayor volumen de ruido debido al entorno natural y condiciones de las rutas.

“Al acercar el trazo a la zona serrana del poniente y adicionar una entrada por el sur que también es montañoso, se genera mayor volumen de ruido porque las barrancas y los cerros generan un efecto de eco que amplifica los decibeles a los que se expone a los ciudadanos que allí habitan”, explicó el colectivo.

Al respecto, Rafael Trovamala Landa, doctor en ciencias por la Universidad de Oviedo, indicó que los volúmenes de ruido a lo largo del día, causados por las nuevas rutas, exceden los puntos de valor de decibeles de ruido decretados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la OMS, el valor diurno de decibeles debe de ser de 45, pero en la zona de las rutas aéreas los valores oscilan entre 54 a 63 decibeles; mientras que, en el horario nocturno, lo recomendado es 40 decibeles, pero nivel que se excede de 55 a 75 decibeles.

Por ello, el colectivo Más Seguridad Aérea, Menos Ruido exigió a las autoridades aéreas que se regrese a la ruta anterior que, al estar en un recorrido plano, generaba menos ruido, y a los legisladores del Congreso de la Unión se les pidió la realización de leyes que protejan a la población del ruido que es un gran problema de salud pública.


Te puede interesar: En México, jubilados gastan el 39.6% de su pensión en la canasta básica

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.