Los jóvenes sin preparación son más vulnerables en el mercado laboral: IMCO

Al cierre del cuarto trimestres de 2021, durante la pandemia, los empleos de los jóvenes con mayor nivel de estudios ya se habían recuperado a diferencia de aquellos con un menor nivel educativo.



La informalidad en personas jóvenes es más profunda en quienes no tienen estudios de nivel superior. El 68 por ciento de quienes no tienen una educación universitaria se encuentran en la informalidad, esta cifra se reduce a 64 por ciento en jóvenes con preparatoria, y a 55 por ciento de los que cuentan con carrera profesional.

De acuerdo con un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), hay una “situación laboral incierta y vulnerable”; actualmente siete de cada 10 jóvenes, de 15 a 24 años, trabajan en la informalidad, por lo que carecen de acceso a seguridad social y al cumplimiento de sus derechos laborales.

La proporción de personas de 15 a 24 años que buscan activamente un empleo y no lo encuentran (7.2%) es dos veces mayor que la que presenta el grupo de 25 a 44 años (3.5%) y tres veces mayor que del grupo de 45 a 64 años (2.4%).

Aunado a lo anterior, si bien tener estudios superiores aumenta las posibilidades de acceder a empleos mejores pagados y mejores puestos del trabajo, los jóvenes se tienen que enfrentar a un mercado laboral “cada vez más exigente y complicado”.

En 2019, 1.4 millones de jóvenes concluyó el bachillerato, de esos graduados, dos de cada tres iniciaron una licenciatura o una carrera técnica. Sin embargo, 33 por ciento de la población en edad de estudiar una carrera decidió no hacerlo y comenzó a trabajar sin estudios superiores. Los jóvenes que cuentan con bachillerato y licenciatura ganan 14 por ciento más que aquellos que solo concluyen la secundaria.

Durante la pandemia, la generación de trabajadores más jóvenes y la población con un empleo informal fueron las más afectadas. Sin embargo, al cuarto trimestre de 2021, solo aquellos con estudios de preparatoria y universidad han logrado recuperarse, e incluso superar el nivel de empleo observado antes de la pandemia.

Durante el cuarto trimestre del 2021, los jóvenes reportaron ingreso promedio de cinco mil 596 pesos. Sin embargo, aquellos que accedieron a un empleo formal ganaron siete mil 321 pesos mensuales, cifra 1.5 veces mayor que la reportada por aquellos que estaban en la informalidad (4 mil 847 pesos).

“Estudiar el bachillerato y, aún más, una carrera eleva la probabilidad de que los jóvenes accedan a mejores empleos en el futuro, con mayor formalidad y mayores interés”, resalta el instituto.

Ante esto, el IMCO propone que los jóvenes continúen con sus estudios medio y superior. A provechar ComparaCarrera.org, una herramienta pública con datos sobre los costos y beneficios de diferentes carreras, para tomar una decisión más informada sobre qué estudiar.

Impulsar un mayor vínculo entre el sector privado y el académico, para que las instituciones de educación media superior y superior tengan programas de estudios alineados con las necesidades de los sectores económicos predominantes en su región.

 


Te puede interesar: Asociaciones civiles presentan iniciativa para regular a influencers

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.