La pandemia agravó el ambiente laboral en México

“El trabajo a distancia llevó a que no se respeten los horarios laborales. Las jornadas son largas frente al monitor porque no tenemos buenas prácticas, horarios flexibles, juntas efectivas”, comentó experta de la UNAM.



De acuerdo con la investigadora Erika Villavicencio-Ayub, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), durante la pandemia, el ambiente laboral se ha deteriorado, por factores como el temor a perder el empleo, la excesiva carga de trabajo y el deterioro físico y mental que ha generado el estrés de la emergencia sanitaria.

La experta realizó un estudio en el que participaron 5 mil trabajadores, de los cuales, el 81 por ciento temió perder su empleo por problemas económicos que trajo la pandemia; el 87 por ciento aumentó voluntariamente su carga de trabajo por miedo a ser despedidos y el 75 por ciento de los trabajadores vio una reducción en su salario debido a la crisis económica causada por el COVID-19.

“El trabajo a distancia llevó a que no se respeten los horarios laborales. Las jornadas son largas frente al monitor porque no tenemos buenas prácticas, horarios flexibles, juntas efectivas”, comentó la experta y recalcó que el empleado no sólo asume más carga de trabajo, sino que eso sucede durante más tiempo, lo que daña la salud física, mental y social de la persona.

Trabajar por un entorno laboral sano

“No es meramente voltear a ver a los trabajadores y que tengan una situación más sana, los hallazgos muestran que procurar el bienestar laboral está ligado a alcanzar mayores índices de productividad”, comentó Villavicencio-Ayub y destacó que las condiciones laborales en México se han agravado, poniendo al país en el ojo del mundo.

Respecto a los líderes y jefes en las empresas, Erika Villavicencio-Ayub indicó que se debe voltear a ver a las personas que de verdad tienen talento para tomar el mando y así hacer que todo fluya mejor, no asignar los cargos basados en la antigüedad, relaciones entre dueños y directores generales.

En el tema de la tecnología, Erika informó que las empresas que ya trabajaban a distancia antes de la pandemia no fueron tan afectadas, como muchas que estaban trabajando de manera presencial, pues varias personas no tenían ni las herramientas digitales ni el conocimiento para poder realizar su trabajo a distancia.

Finalmente, la académica de la UNAM aseguró que “las repercusiones van en aumento, tenemos una fuerza de trabajo más estresada, desgastada y preocupada” y destacó que socialmente es una alerta, en la que debemos de trabajar.

 

Te puede interesar: En México aumentan los empleos informales: IMCO

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.