REDIM condena asesinato de menores en Michoacán

Cada nuevo hecho de sangre infantil deja al descubierto la falta de coordinación y fragmentación de acciones por parte del Estado mexicano y sus instituciones.



La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) expresó sus más sentidas condolencias a los familiares y a la comunidad de los seis menores de edad que fueron asesinados con armas de fuego, junto a otros cinco adultos, en un predio rural ubicado en la zona indígena del municipio de Tangamandapio en Michoacán.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán, entre las víctimas se identificaron a 11 varones, entre ellos cinco adolescentes de 17 años y uno de 15 años, quienes recibieron impacto de bala en diversas partes del cuerpo, así como un “tiro de gracia” en la cabeza.

“REDIM condena esta nueva masacre que escala la violación a los derechos de las niñas, niños y adolescentes en México y llama a las autoridades a actuar para defender el derecho a la vida que deben tener nuestras infancias. Es deplorable que el país siga acumulando la evidencia de la grave crisis de seguridad que vivimos, sin que se implementen estrategias que garanticen la vida de niños, niñas y adolescentes. Ellas y ellos no deben seguir muriendo por la violencia. Basta de acostumbrarnos a esta realidad. Nunca debieron morir”, dijo Tania Ramírez Hernández, directora ejecutiva de la organización.

Hace apenas unos días REDIM recordó al Estado mexicano la necesidad y urgencia de no seguir postergando la creación de una estrategia integral de seguridad que sea capaz de proteger a las infancias en nuestro país, teniendo como principio el interés superior de la niñez que establece la Constitución.

Sólo de enero a septiembre de 2021 se han registrado al menos 588 homicidios con arma de fuego en contra de niñas, niños y adolescentes (90 eran mujeres y 498 mujeres). Las cifras revelan que cada día han ocurrido, por lo menos, dos homicidios con arma de fuego en contra de personas de cero a 17 años, de acuerdo con los datos de Incidencia Delictiva del Fuero Común (enero 2015 a septiembre de 2021) del Secretariado del Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Tania Ramírez mencionó que cada nuevo hecho de sangre infantil deja al descubierto la falta de coordinación y fragmentación de acciones por parte del Estado mexicano y sus instituciones, propiciando altos niveles de corrupción e impunidad.

“En REDIM seguimos reiterando nuestro llamado: el Estado no debe seguir ignorando las graves vulneraciones a los derechos que padecen hoy niños, niñas y adolescentes. Exigimos a las autoridades locales del estado de Michoacán investigar y brindar el acceso a la justicia que deben tener los familiares de las víctimas, para evitar nuevamente la impunidad en esta masacre”, reafirmó la organización a través de un comunicado.


Te puede interesar: AMLO no podrá promover revocación de mandato: TEPJF

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.