La vocación del mestizaje es la unidad

Este día se cumplen 529 años de que América fue descubierta por Cristóbal Colón, hecho que propició el encuentro de dos mundos y con ello el surgimiento de Hispanoamérica que hasta hoy es un reservorio de valores para el mundo.



El 12 de octubre se festeja uno de los acontecimientos más importantes en el mundo: el descubrimiento de América, hecho que marcó el destino de la humanidad y gracias al cual existen varias naciones que tienen un mismo idioma, han visto enriquecidas sus culturas, tradiciones y formas de ver la vida, además de conformar uno de los reservorios de valores en el planeta.

Los españoles que llegaron al nuevo mundo se encargaron de conquistar los territorios que encontraban y a pesar de que es innegable que existieron capítulos violentos también lo es el hecho de que no existió un exterminio de indígenas como sucedió en el norte del continente, sino que prevaleció la fusión de razas y culturas lo que dio origen a un nuevo mundo.

A pesar de la importancia del hallazgo hecho por Cristóbal Colón y los acontecimientos derivados del mismo, actualmente se han alentado movimientos que condenan lo sucedido hace más de 500 años e inclusive se busca confrontar y dividir en todos los aspectos y de todas las formas a los mexicanos con los españoles, bajo argumentos falaces de que todos los males que aquejan a nuestro país se deben a que fuimos conquistados por España.

Pasado, presente y futuro

Hispanoamérica es una región cultural integrada por 19 países de América, los cuales actualmente tienen una población de más de 400 millones de habitantes y comparten un pasado y valores en común que son un tesoro.

Para ahondar en la importancia que tiene Hispanoamérica, Yo Influyo platicó con Ramiro Gómez Arzapalo, doctor en Historia y Etnohistoria por la Escuela Nacional de Antropología e Historia, académico en filosofía y teología en la Universidad Intercontinental (UIC) y director del Observatorio de la Religiosidad Popular de la UIC.

De acuerdo al historiador, el encuentro de los dos mundos dejó una presencia permanente de la cual ya no es posible dar marcha atrás. En México la fusión de ambas culturas y realidades quedó plasmada en el mestizaje, algo completamente nuevo que a pesar de que su raíz es indígena y española, es algo ya distinto a ellos. El mestizaje fue proceso doloroso que se dio de manera paulatina, no sin antes pasar por el rechazo tanto de los indígenas como de los españoles; sin embargo, con los años se fue conformando como mayoría con una presencia fuerte y definitoria en estas tierras que fue lo que finalmente llevó a los movimientos de Independencia y la conformación de las naciones latinoamericanas tal y como las conocemos hoy en día.

“La vocación del mestizaje es la unidad”, aseguró Gómez Arzapalo al tiempo que señaló que cualquier movimiento que pretenda un desfase de esta unidad para tratar de regresar a una supuesta pureza en nuestro pasado está fuera de lugar, no tiene veracidad ni sustento histórico”, porque esta fusión dio origen a una nueva realidad social y lo que antes de la llegada de los españoles existía ya se ha transformado toda vez que a pesar de que haya indígenas que han adoptado algunas tradiciones o costumbres occidentales éstas son resultado de la fusión de culturas.

El académico recalcó que la conquista y lo que se derivó de esta “es un proceso que no tiene marcha atrás, aunque haya sido un proceso violento que haya iniciado no de la mejor manera, aunque se hayan presentado abusos que no debieron darse pero que sucedieron, eso no implica que podamos regresar a un pasado puro y transparente en donde todo va a estar tranquilo en orden y en paz, esa son construcciones ideológicas que juega con imaginarios colectivos de un pasado muy bonito, dorado pero que nunca existió”.

Al cuestionársele si consideraba que quitar la estatua de Cristóbal Colón de avenida Reforma era una manera de violentar la misión de unidad que tiene Hispanoamérica, Ramiro Gómez Arzapalo consideró que el hecho de retirar la efigie “es una visión muy ingenua, muy pueril pretender que se puede cambiar la realidad histórica nada más porque quitamos o ponemos un ícono”.

Además, aseguró que es muy clara la maniobra política e ideológica que hay detrás de esta acción, la cual indicó que no tiene ningún sustento en la realidad, pues no por quitar la estatua las cosas pasaron de manera diferente.

“En nuestra configuración histórica, después del proceso de la colonización hemos pasado varios avatares ideológicos que nos hacen despertar el imaginario colectivo. Han quedado traumas de colonizados de que ‘me están engañando, me están oprimiendo, etcétera’, esto quedó grabado en el imaginario colectivo que es fácil de manipular”, en ese sentido jalar ese imaginario colectivo para ciertos intereses políticos que buscan explicar que lo que nos sucede hoy tiene son culpa del pasado.

Ramiro Gómez Arzapalo dijo que sin duda alguna es necesario hacer un ejercicio crítico de lo sucedido hace más de 500 años, pero desde la perspectiva de la realidad de la época para no juzgar los hechos desde una falsa perspectiva.

“Uno de los elementos más grandes que tenemos como mestizos es precisamente corroborar con nuestra propia vida y nuestra propia historia que la unión en el mundo de las diferencias es posible”, subrayó.

 

Te puede interesar: A 528 años la hispanidad sigue siendo pilar de la humanidad

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.