Imprimir esta página

Los hombres son los más motivados para regresar al lugar de trabajo

Con la digitalización y el aumento del trabajo a distancia, la inclusión femenina ha dado marcha atrás.


Home office


Casi la mitad de los hombres (46 por ciento) se sienten motivados para regresar al lugar de trabajo, mientras que 35 por ciento de las mujeres tienen la misma motivación, de acuerdo con el estudio “Lo que las mujeres quieren en el trabajo” de ManpowerGroup.

Los trabajadores y trabajadoras perciben el regreso a las oficinas desde dos puntos de vista distintos. Las mujeres ven la oficina como un medio para poder separar el trabajo de la casa. En tanto, los hombres lo ven como una ventaja competitiva que les dé mayor probabilidad de ser más visibles y lograr una promoción.

El 42 por ciento de las mujeres cree que el trabajo flexible es clave para lograr ocupar puestos de liderazgo, mientras que el 33 por ciento considera que mejores políticas reducirían el sesgo de género.

“Las mujeres han asumido gran parte de las responsabilidades de cuidados en el hogar, de niños y adultos mayores, al mismo tiempo que equilibran el trabajo a distancia o las funciones que deben desempeñar en el lugar de trabajo. Aunque los hombres también asumieron más responsabilidades en el hogar durante la pandemia, no en la misma proporción que las mujeres”, revela el estudio.

 

Otro dato que destaca el reporte es que con la digitalización y el aumento del trabajo a distancia, la inclusión femenina ha dado marcha atrás.

Indica que la pandemia desencadenó simultáneamente el mayor cambio en la fuerza laboral desde la Segunda Guerra Mundial, con industrias como el comercio minorista, la hospitalidad, el entretenimiento, el turismo e incluso la manufactura, todas las cuales emplean proporciones más altas de mujeres, que se “congelaron” de la noche a la mañana, mientras que otros sectores como la tecnología, logística y atención médica experimentaron de inmediato una demandan abrumadora.

Ante este escenario, ManpowerGroup resaltó que se debe evitar que exista un sesgo de género en el regreso a los espacios de trabajo, con los hombres en la oficina, las mujeres en el hogar, ya que pueden perderse de las actividades de relacionamiento y el desarrollo profesional.

Los millennials, tanto hombres como mujeres, son optimistas de que los lugares de trabajo serán flexibles en el futuro. Esperan que se adapten a una vida única: la integración del trabajo y el hogar, en lugar de requerir un acto de equilibrio. Consideran que los avances tecnológicos, la disociación del trabajo y la ubicación son beneficios tanto para la empresa como para la familia.

“Ayudar a las mujeres a mejorar sus habilidades y adaptarse a un mundo laboral que cambia rápidamente será uno de los desafíos de nuestro tiempo. Ahora es el momento de reiniciar la nueva realidad y hacer el progreso de la próxima generación”, concluye el estudio de ManpowerGroup.


Te puede interesar: El fisco pierde 480 millones de pesos por empresas de seguridad privada clandestinas: CNSP


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.