En la era digital, la información personal es moneda de cambio: UNAM

En internet se recolecta información sensible vinculada con salud, orientación sexual, religiosa y política, cuyo propósito es enviarla o planear campañas publicitarias de acuerdo con los grupos demográficos.



Lorena Pichardo Flores, coordinadora de Protección de Datos Personales de la Unidad de Transparencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que en la era digital que vivimos, los datos personales son un activo de valor económico y la información personal funge como moneda de cambio en las redes sociodigitales y plataformas.

La experta detalló que en el mundo la mayoría de datos personales digitales han sido violentados y en plataformas como Dropbox, LinkedIn e inclusive en Google, la moneda de cambio es el nombre del usuario, su dirección, correo electrónico, sexo, número de teléfono celular, contactos, etcétera.

“También podrían recolectar información sensible vinculada con salud, orientación sexual, religiosa y política, cuyo propósito es enviarla o planear campañas publicitarias de acuerdo con los grupos demográficos”, comentó Pichardo Flores y señaló que grandes firmas tecnológicas de Estados Unidos tienen una regulación que no es compatible con la mexicana, ni siquiera con las más avanzadas de otros países desarrollados.

De acuerdo con el “Informe del Costo de una Vulneración de Datos 2020”, publicado por IBM Security, cuando hay venta de datos, una organización pierde 3.86 millones de dólares, lo que equivale aproximadamente a 80 millones de pesos. En Latinoamérica, puede costar hasta 1.68 millones de dólares, lo que son cerca de 35 millones de pesos, una vulneración de datos personales a una organización.

“La ley permite elegir a quién y cómo se otorgan los datos personales y para qué”, afirmó Lorena Pichardo y destacó que la ley proporciona al usuario una serie de herramientas como los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) que los puede hacer valer en su momento.

Finalmente, la especialista explicó que el confinamiento motivó las compras vía internet, por lo cual la información está en posesión de las grandes cadenas de supermercados, tiendas en línea y otros negocios, por lo que las personas deben estar atentos del manejo de sus datos.

 

Te puede interesar: En México, sólo 10% de los residuos electrónicos se manejan adecuadamente

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.