Exceso de videoconferencias incrementa la fatiga laboral

Un estudio realizado por la Universidad de Stanford advierte que las plataformas de video tienen fallas de diseño que derivan en daños psicológicos, como el agotamiento de la mente y el cuerpo.



En el traslado al teletrabajo, 45 por ciento de los usuarios de internet aumentó el uso de herramientas, según la Asociación Mexicana de Internet. Este cambio de hábitos en la fuerza laboral provocó un estrés adicional frente a la interacción constante por videoconferencias.

Un estudio realizado por el Laboratorio de Interacción Humana de la Universidad de Stanford advierte que las plataformas de video tienen fallas de diseño que derivan en daños psicológicos, como el agotamiento de la mente y el cuerpo. Al requerir un esfuerzo de comunicación 15 por ciento más elevado que suple la falta de cercanía física, con la sobrecarga del lenguaje no verbal.

“La fatiga y el desgaste emocional que provocan las reuniones por Zoom o cualquier otra plataforma es un fenómeno real y en aumento. El primer paso para evitar que la ‘juntitis virtual’ disminuya el bienestar y productividad de los colaboradores es que las organizaciones hagan conciencia sobre cómo fomentar el equilibrio entre sus empleados”, señaló José Mársico, CEO y fundador de Body Systems.

José Mársico dijo que las cuatro principales razones por las que reuniones virtuales pueden provocan fatiga en los trabajadores son la cantidad excesiva de contacto visual de cerca. Con los demás participantes, el desgaste constante de verse a sí mismo durante las reuniones en tiempo real.

La reducción en la movilidad física habitual de los empleados, ocasionada por los chats de video, y una carga cognitiva más grande durante el intercambio de señales.

Las videoconferencias, explicó el CEO de Body Systems, obligan a los colaboradores a consumir más energía para tratar de descifrar, a partir de las caras y las voces, los mensajes que normalmente se transmiten con gestos corporales.

El directivo señaló que es importante no perder de vista el alto impacto de las videoconferencias, porque esta dinámica quedará permanente para las compañías en México y el mundo.

La compañía Zoom, por ejemplo, dio a conocer que, desde ahora, prevé ventas de más de tres mil 780 millones de dólares en 2022, con un crecimiento anual de los ingresos del 43 por ciento.

“Alcanzar la máxima productividad y el mayor engagement de los colaboradores sucede única y exclusivamente cuando las compañías procuran su óptima salud física y emocional”, refirió Mársico.


Te puede interesar: Entregan 46 nuevas ambulancias a Cruz Roja Mexicana

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.