Consumo de tabaco en adolescencia puede evitarse en familia

“Los hábitos de consumo de tabaco se han convertido en una de las mayores preocupaciones en relación a la salud pública”, indicó la iniciativa No está chido.



La iniciativa No está chido, del Consejo de la Comunicación, indicó que la participación de los padres de familia es un factor vital para evitar el tabaquismo entre los jóvenes y enlistó una serie de consejos para que los padres puedan prevenir la adicción al tabaco desde edades tempranas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS),150 millones de adolescentes en todo el mundo son fumadores.

“Los hábitos de consumo de tabaco se han convertido en una de las mayores preocupaciones en relación a la salud pública, llegando a constituirse como un grave problema dentro de la sociedad”, señaló el movimiento por medio de un comunicado y destacó que a pesar de que la población conoce los efectos que causa el tabaquismo, el número de personas que fuman sigue siendo significativo.

No está chido explicó que entre las principales causas de tabaquismo entre jóvenes está el que busquen ser aceptados por un círculo social; por rebeldía y mostrar desafío a las reglas que se les imponen; para aliviar el estrés o la ansiedad causada por la escuela, vida social o familiar; por influencia de sus padres o personas cercanas; por el impacto de la publicidad o medios de comunicación o simplemente por falta de información sobre las consecuencias del tabaco.

La iniciativa aseguró que para prevenir el tabaquismo es importante actuar a tiempo y detener el consumo desde las primeras veces o desde antes que suceda. No está chido dio seis consejos para evitar tabaquismo entre adolescentes.

1.- Dar información. Es importante que se les explique a los adolescentes acerca de las consecuencias, enfermedades, efectos y deterioros físicos y mentales al consumir tabaco.

2.- Psicoeducar. Muchos jóvenes piensan que dejar el tabaco antes de enfermar gravemente es suficiente, pero es necesario hablarles de los efectos a corto plazo del tabaquismo.

3.- Ser el ejemplo. Una de las causas por la que los jóvenes consumen tabaco es porque alguien cercano a ellos lo hace; por ello, en el círculo cercano al adolescente es vital que no fumen frente al chico.

4.- Despertar el razonamiento. Incentivar a los jóvenes a tener un razonamiento crítico, así ellos mismos con información correcta, juicio y valores podrán emitir su opinión sobre el tabaquismo.

5.- Enseñar a decir no. Proveer habilidades para que los jóvenes puedan decir que no y rechazar el tabaco, sin miedo a que sean excluidos o sentirse mal por decir que no.

6.- Motivarlos a hacer actividad física. Es importante que se promueva una vida saludable entre la juventud, lo que incluye practicar algún deporte y tener estilos de vida sanos.

Además, en medio de la pandemia de COVID-19 que vive el mundo, estudios del King's College London, en Reino Unido, arrojaron que las personas que fuman “tienen un mayor riesgo de sufrir una gama más amplia de síntomas de COVID-19 que los no fumadores”.

Puedes conocer más del movimiento No está chido en la página www.noestachido.org o visitando sus redes sociales, Facebook y Twitter.


Te puede interesar: Trabajadores de limpieza están expuestos por basura COVID-19

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.