Hay una nueva forma de pensar y razonar el derecho: Zaldívar

La reforma judicial consolida el sistema de carrera judicial, fortalece el servicio de defensoría pública y da más herramientas para combatir la corrupción y el nepotismo, dijo Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN.



El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, rindió su segundo informe de labores para dar cuentas del trabajo realizado a dos años de estar al frente de este órgano, tiempo en el cual dijo se han logrado vencer inercias y poner los cimientos para una mejor justicia en el país.

“Hoy en día, tenemos una justicia federal con un rostro distinto. Una justicia digital, una justicia en la que se hace más con menos, una justicia que tiende la mano a las personas más vulnerables, una justicia comprometida con una nueva forma de pensar y razonar el derecho, una justicia que avanza hacia la igualdad y paridad de género”, así resumió Arturo Zaldívar los logros alcanzados por el poder judicial en tan sólo un par de años y a pesar de la pandemia.

Mención especial hizo a la reforma judicial que apenas el lunes fue aprobada por los legisladores, lo cual agradeció que se haya concretado en ambas cámaras legislativas y fuera impulsada con especial interés por el jefe del Ejecutivo.

Al evento donde en el que dio cuenta de los trabajos de la SCJN a dos años de encabezarla, asistieron el presidente Andrés Manuel López, así como Oscar Eduardo Ramírez Aguilar y Dulce María Sauri Riancho, presidentes de la mesa directiva del Senado y la Cámara de Diputados, respectivamente. Frente a estos invitados especiales, Arturo Zaldívar insistió en la importancia de la reforma judicial la cual aseguró que tiene como finalidad “reparara la confianza rota entre la sociedad y sus juzgadores”.

Afirmó que esta “es la reforma más importante al Poder Judicial desde 1994. Es producto de una colaboración inédita entre poderes, cuyos ejes rectores fueron, ante todo, la autonomía e independencia judicial, así como la consolidación de una justicia de calidad, eficiente y cercana a la gente”.

Subrayó que la nueva reforma judicial robustece a la Suprema Corte como tribunal constitucional y para que se consolide el sistema de carrera judicial, para que los cargos se obtengan por méritos, no por parentescos o influyentismo; además de que se fortalezca el servicio de defensoría pública a fin de que en el país se cuente con “verdaderos abogados del pueblo”; y que proporciona mayores herramientas al Consejo de la Judicatura Federal para combatir la corrupción y el nepotismo.

Ni corrupción ni nepotismo

El ministro Zaldívar destacó como una de las principales estrategias sobre las que ha trabajado esta institución durante los últimos dos años, ha sido el combate a la corrupción y al nepotismo, bajo una política de cero tolerancia.

Recordó que este año se aprobó un acuerdo general que implementa normativamente el Plan Integral de Combate al Nepotismo y que fortalece el funcionamiento de la Escuela Judicial, con ello el mérito y la capacidad son los elementos que cuentan para las contrataciones de quienes buscan hacer una carrera judicial, además de ser el eje rector de acceso y ascenso a todos los cargos jurisdiccionales.

En lo que corresponde al combate a la corrupción, que es prioridad de su administración, Arturo Zaldívar dijo que las diversas áreas encargadas de la vigilancia y disciplina del Poder Judicial han continuado con la imposición de sanciones, con la presentación de denuncias, y con el seguimiento de la evolución patrimonial de las y los servidores públicos.

Mencionó que actualmente, existen seis carpetas de investigación en trámite derivadas de denuncias presentadas por el Consejo, lo que constituye una cifra inédita en el combate a la corrupción

Asimismo, el ministro presidente de la SCJN aludió a la transparencia de los ingresos de los jueces federales, quienes dijo, deben tener un patrimonio que responda estrictamente a los ingresos comprobables derivados de su función jurisdiccional.

A este respecto advirtió que el seguimiento a la evolución patrimonial de los jueces seguirá siendo una herramienta central en la lucha sin tregua contra quienes tengan conductas deshonestas y corruptas, con las cuales aseguró, traicionan la confianza de la ciudadanía. “Si es inadmisible el enriquecimiento personal mediante el ejercicio del servicio público, es todavía más grave, cuando se obtiene vendiendo la justicia”, recalcó.

Finalmente, el ministro aseguró que el Poder Judicial Federal es tan fuerte como cada uno de sus integrantes en quienes está en sus manos “reivindicar la confianza social, sin la cual la justicia no es sino un mero espejismo”.


Te puede interesar: ASF queda a deber a lucha anticorrupción

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.