Opacidad impide medir efectividad de programas sociales

La mayoría de los programas sociales manejados por el gobierno federal no cumplen con los propósitos para los cuales fueron creados, destaca el Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2020.


INDEP 2020


El manejo que el gobierno está dando a los programas sociales federales se caracteriza por su opacidad, bajo nivel de cobertura, bajos valores de calidad en su diseño y avances mediocres en metas, indica el reporte del Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2020, (INDEP), elaborado por la asociación civil Gestión Social y Cooperación (Gesoc).

Entre los hallazgos más importantes encontrados en el análisis se menciona que 85.34 por ciento (99 de los 116) de los programas sociales del gobierno federal, que representaron el 67 por ciento (646 mil 139 millones de pesos) del total del presupuesto aprobado en 2019 (964 mil 435 millones de pesos) para el total de la oferta programática en materia de Desarrollo Social, no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen.

El estudio destaca que de los 17 programas sociales prioritarios del gobierno federal, 14 obtuvieron bajos niveles de desempeño y uno operó bajo condiciones de opacidad, y señala que para operar en 2020 contaron con un presupuesto de 158 mil 962 millones de pesos, el cual se contempla sea mayor para 2021 en 2.4 por ciento, lo que implicaría aumentar 3 mil 810 millones de pesos.

En relación con el nivel de desempeño de los programas y acciones federales de desarrollo social, el análisis identificó que presentan una condición similar entre la pasada administración y la actual, pues mientras que en el INDEP 2014 se indicó que 77.5 por ciento de los programas (141 de 182) mostró un pobre desempeño o implementación en condiciones de opacidad, en el actual informe se destaca que 85.3 por ciento (99 de 116 programas) presenta condiciones similares de bajo desempeño y en menor medida de opacidad.

El informe hace una comparativa con respecto al primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto (2013) y el primer año de gestión de Andrés Manuel López Obrador (2019), se identifica que la calificación promedio de los 182 programas evaluados en el ejercicio fiscal 2013 fue de 68.7, mientras que la calificación promedio de los 116 programas evaluados en el primer año de gestión del actual mandatario es 9.4 puntos inferior (59.3).

El documento del INDEP 2020 hace mención de que en los últimos 11 años se han realizado amplios esfuerzos por incrementar el grado de transparencia de la información públicamente disponible sobre el cumplimiento de metas y el grado de cobertura de la población potencialmente beneficiaria de cada programa presupuestario. “Sin embargo, aún persisten rezagos en materia de transparencia que no han sido superados y continúan brechas importantes que no permiten conocer el nivel de desempeño de un conjunto de programas y acciones públicas que integran la política social del gobierno federal. Este tipo de programas representan la ‘Caja Negra del Gasto Social Federal’ debido a sus problemas de opacidad”.

A este respecto, Gesoc identificó que 10 de los 116 de programas (9 por ciento) y acciones sociales evaluados por el INDEP presentan problemas de opacidad que impiden estimar su desempeño, pues 8 de los 10 no identifican la población potencialmente beneficiaria a la que van dirigidos, aunque sí reportan información sobre su cumplimiento de metas (avance de indicadores) y, por lo tanto, no obtuvieron calificación de desempeño.

Mientras que los dos programas restantes (Recuperación y Repoblación de Especies en Riesgo y Programa de Manejo de Áreas Naturales Protegidas de la Semarnat) no reportan información sobre su cumplimiento de metas ni avances en cobertura, pues sus recursos fueron modificados y entregados a otros programas, sin tener claridad sobre si la población que atendían fue absorbida por otros programas o si no se realizó la provisión de bienes o servicios contemplados.

No todo es malo

El análisis destaca que no todos los programas tuvieron un mal desempeño, sino que existen algunos que sí han sido efectivos y que han contribuido de manera significativa a resolver el problema público que les dio origen, tal es el caso de los programas de Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores (Bienestar), el Sistema Nacional de Investigadores (CONACYT) y el Seguro Popular, entre otros, los cuales se destacaron por su alta calidad de diseño, la cobertura sustantiva de su población potencialmente beneficiaria, así como el avance significativo en su cumplimiento de metas.

En su recomendación al legislativo, dijo que deben priorizarse los incrementos presupuestarios a estos programas.

Por otra parte, entre los programas con nivel de desempeño mejorable se destacan el Programa de Formación y capacitación de recursos humanos para la salud, Atención a la Salud y Seguro de Vida para Jefas de Familia. En cuanto a estos programas, recomendaron al legislativo no dar ningún incremento presupuestal, sino hacer una revisión integral de los mismos para incrementar de forma significativa su desempeño antes de pensar en incrementar su cobertura.

 

Te puede interesar: Programas sociales insignia sin claridad de metas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.