Eliminar la subcontratación afectaría el desarrollo del país: Coparmex

Nuestro país necesita brindarle a las empresas mayor certidumbre para incentivar la inversión y la actividad económica. Eliminando la subcontratación, estaría en el camino equivocado: Coparmex



Las empresas de subcontratación conocidas también como outsourcing están en la mira del presidente, quien quiere desaparecer este esquema utilizado en México desde hace más de 30 años y que ha permitido la contratación en el mercado formal de millones de personas durante todo este tiempo.

A pesar de que en el tiempo ya venían operando estas empresas, no fue sino hasta 2012 cuando la figura de la subcontratación se introdujo en la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo a PWC "el outsourcing de Procesos Administrativo-Contables consiste en el uso de una firma externa especializada para proveer servicios en áreas que no forman parte de los procesos claves de la organización. La transferencia de la gestión o ejecución de ciertas funciones, le permite a las organizaciones centrarse en los aspectos fundamentales de su negocio, obteniendo ventajas como el aumento de la rentabilidad a través de la mejora en los niveles de productividad; mayor flexibilidad interna maximizando la administración del tiempo; utilización de recursos multidisciplinarios; optimización en los controles y acceso a tecnología de avanzada”.

Pero el 27 de octubre, el presidente Andrés Manuel López dio a conocer su intención de desaparecer las empresas de subcontratación, por lo que informó que enviaría una iniciativa para que se legislara al respecto.

De acuerdo a lo expuesto por el presidente, se trataba de un “facturero que está siendo investigado, que al mismo tiempo tenía una empresa de subcontratación, de outsourcing, sabe cuántos empleados tenía, 200 mil empleados, para quitarle a las empresas la responsabilidad de pagarle lo justo a los trabajadores, para que no le cubrieran a los trabajadores sus prestaciones, para quitarlos de la nómina en noviembre y diciembre y no darles aguinaldo y volverlos a subir a la nómina en enero y febrero, pues eso se va a terminar”.

Golpe al empleo

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que la reforma a la ley de subcontratación debe tener como reto principal regular este mecanismo de contratación y no prohibirlo. Es decir, vigilar a las empresas que lo utilizan y sancionar a las que simulan.

“Una prohibición a rajatabla del outsourcing, como las que acostumbra la presente administración, provocaría una grave afectación al deteriorado panorama económico y pondría en riesgo la subsistencia de empleos legítimos”, subrayó.

El sindicato patronal destacó que, como consecuencia de la pandemia, 12 millones de personas salieron del mercado laboral y que la recuperación de los empleos hasta el momento no ha sido del todo suficiente, toda vez que más de cuatro millones de personas no han logrado reinsertarse al mercado laboral, de las cuales un millón corresponden al sector formal.

Frente a esta situación, la Coparmex indicó que acciones como la prohibición total de la subcontratación implicarán más dificultades para la recuperación del empleo.

Además, consideró que una de las consecuencias de la pandemia ha sido el replanteamiento de la idea tradicional del trabajo, por lo que las condiciones futuras deberán de tender hacia la flexibilización y la prohibición de la subcontratación implicará un retroceso para alcanzar un mercado laboral más flexible, recalcó.

Asimismo, la Coparmex destacó que uno de los principales obstáculos para la productividad, el crecimiento y el desarrollo de México es la informalidad y mencionó que 56 por ciento de la población ocupada en el país es informal.

“Debido a la crisis económica que estamos experimentando, a la que se suma la ausencia de apoyos fiscales, es muy probable que aumente la informalidad. Una prohibición indiscriminada del outsourcing profundizará la precariedad laboral que se trata de combatir”, aclaró.

El sindicato patronal exhortó al gobierno federal a que se revise a fondo la implementación de esta figura, y señaló que en el contexto de la crisis económica que enfrentamos, “la subcontratación bien regulada implica una herramienta para conservar y promover la creación de empleos”.

“Nuestro país necesita brindarle a las empresas mayor certidumbre para incentivar la inversión y la actividad económica. Eliminando la subcontratación, estaría en el camino equivocado”, advirtió.


Te puede interesar: Buenas, pero insuficientes reformas para las afores 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.