Debate de seguridad y justicia debe profundizarse

En México no estamos teniendo el debate correcto, estamos teniendo pequeños debates parciales sobre algunas partes que podrían eventualmente influir en nuestra seguridad y justicia.


Abrir el debate


Con la intención de poner orden y crear un parámetro para la discusión en materia de seguridad y justicia en el país, cuatro organizaciones de la sociedad civil se dieron a la tarea de elaborar el “Decálogo por la seguridad y la justicia” con el que esperan impulsar y no agotar la discusión sobre estos temas.

“No estamos teniendo el debate adecuado, no estamos teniendo el debate correcto, estamos teniendo pequeños debates parciales sobre algunas partes que podrían eventualmente influir en nuestra seguridad y justicia”, explicó Max Kaiser, director anticorrupción de Coparmex.

Añadió que la intención de este decálogo es poner todos los puntos importantes sobre la mesa, de manera positiva para influir en un debate que debe ir “más allá de las fobias y las filias políticas, porque se nos va la vida (literalmente a todos) en este debate y nuestra democracia se pone en peligro si no lo tenemos completo”.

Los organismos que se dieron a la tarea de elaborar este decálogo llevan muchos años trabajando en estos temas, Causa en Común, tratando de entender la violencia en el país; Tojil, estudiando cómo funciona el aparato completo de justicia; Impunidad Cero, entendiendo el fenómeno de la impunidad y como agrava los problemas de la justicia y la violencia; y Coparmex, que se ha enfocado al combate a la corrupción.

Al elaborar esta propuesta la intención es nos trabajar integralmente, es decir, discutir desde la prevención hasta lo último que sucede en un penal, “queremos abarcar y entender la cadena completa de la seguridad y la justicia”, destacó Kaiser.

Por su parte, María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, señaló que hoy en México no nos sentimos protegidos ni se hace justicia y que en el país llevamos años sin salir de la crisis, advirtió que “los delitos o los lugares donde se cometen los delitos han cambiado, pero lo que no ha cambiado es la impunidad, la frustración, el enojo y el dolor de miles víctimas que sólo se acumulan”.

La violencia y la inseguridad son multicausales, pero el sistema de seguridad y justicia requiere ser funcional en todas sus partes, recalcó. El problema más importante es la inseguridad y después la corrupción y en tercero es la impunidad, y para contraatacarlos se necesita conocer que está pasando para combatir los problemas de manera integral.

Sobre la importancia de reconstruir el Sistema Nacional de Seguridad Pública, observó que éste, durante los 20 años de su existencia, ha mostrado ser una institución que opera bajo incentivos políticos alejados del funcionamiento estrictamente técnico. Por tanto, se requiere reorganizar el sistema para convertirlo en una serie de instituciones que funcionen con perspectiva de Estado, que construyan políticas de seguridad basadas en evidencia; que se comprometan con el presupuesto; que independientemente de las diferencias políticas se tomen decisiones de largo plazo más allá de los sexenios, y que impidan seguir repitiendo modelos fallidos.

En tanto, Adriana Greaves Muñoz y Estefanía Medina Ruvalcaba de Tojil señalaron que el acceso a la justicia en México es prácticamente imposible y el camino para acceder a ella es tortuoso, además de que las instituciones están sobrepasadas de trabajo y algunos servidores públicos se han deshumanizado.

Greaves Muñoz indicó que muchas veces desde la política se han hecho escuchar muchas voces ofreciendo "medicinas milagrosas" al proponer que si cambiamos la normatividad o se regresa al sistema acusatorio del pasado casi de manera inmediata vamos a tener una mejora; pero es un tema falaz, consideró.

Dijo que efectivamente hay partes del ordenamiento jurídico en las que se requieren hacer precisiones, pero con resultados fijos en la mesa; sin embargo, como falta un mecanismo de seguimiento o evaluación sólo se dan palos de ciego al momento de hacer modificaciones al sistema acusatorio y tratando de culpar a todo el sistema sin poner la responsabilidad donde se encuentra y que es en las instituciones las cuales han sido incapaces de implementar mejoras a la operación.

En su turno Irene Tello de Impunidad Cero, dijo que si no se empieza analizar por qué existe tanta impunidad no sabemos que es lo que está fallando, no podremos hacerle frente a cualquier problema que se nos presente.


Te puede interesar: Crisis forense por falta de recursos y especialistas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.