México en desventaja educativa

En México el 18 por ciento de los menores que asisten a educación preescolar están inscritos en instituciones privadas, en comparación con aproximadamente uno de cada tres niños en promedio en los países de la OCDE.


México desventajas en educación


México mantiene un bajo nivel de educación superior además el gasto por estudiante de tiempo completo, así como la inscripción en instituciones privadas es menos común que en el resto de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), destaca el informe anual del organismo "Panorama de la Educación 2020", que también subraya que el país enfrentar grandes retos en torno a los gastos en educación que se han generado debido a la pandemia.

El financiamiento público de la educación puede estancarse o disminuir a medida que se inyectan fondos gubernamentales en la economía y en el sector de la salud, debido a la emergencia sanitaria, advierte el informe que señala que antes de la pandemia, en 2017, el gasto público en educación primaria y superior como proporción del gasto gubernamental en México fue del 15 por ciento, lo cual es superior al promedio de la OCDE del 11 por ciento.

El estudio considera que la crisis generada por el COVID-19 puede tener un grave impacto en la internacionalización de la educación superior, ya que la entrega de materiales para los cursos en línea y las restricciones con respecto a los viajes pueden plantear dudas en la percepción de los estudiantes internacionales sobre el valor de obtener su título en una institución en el extranjero. México, con una proporción menor de estudiantes internacionales que en el total de la OCDE, puede verse menos afectado que en otros países.

Pero no sólo eso, también destaca que tener acceso a computadora o dispositivo digital es esencial para que los estudiantes participen en sus clases en línea, modalidad que ha tenido que adoptarse por la pandemia. Los estudiantes desfavorecidos que no tienen acceso a estos dispositivos corren mayor riesgo de quedarse atrás, recalcó.

Asimismo, el informe destaca que en 2017 México gastó menos en instituciones educativas, desde el nivel básico hasta el superior, por estudiante de tiempo completo que el promedio de la OCDE, invirtiendo un total de tres mil 320 dólares por estudiante en comparación con el promedio de 11 mil 231 dólares de los países que pertenecen al organismo internacional.

Al referirse a la inscripción en instituciones privadas a las que asisten los menores, señala que es menos común en México para los niños de 3 a 5 años que el promedio de los países que pertenecen al organismo. En México, el 18 por ciento de los menores que asisten a educación preescolar están inscritos en instituciones privadas, en comparación con aproximadamente uno de cada tres niños en promedio en los países que pertenecen a la OCDE.

En lo que respecta a la educación y la formación profesional en el nivel medio superior, el informe indica que esta es menos frecuente en México que en otras naciones de la OCDE. En promedio, 35 por ciento de los estudiantes de educación media superior están inscritos en programas de formación profesional en México, muy por debajo del promedio de 42 por ciento que corresponde a los países que pertenecen a la OCDE.

Por otra parte, menciona que en México el 97 por ciento de los estudiantes que reciben formación profesional en la educación media superior están inscritos a programas que ofrecen acceso directo a la educación superior, lo cual es una cifra superior al promedio de 70 por ciento de la OCDE.

El estudio observa que la combinación del aprendizaje en la escuela y en el entorno laboral con ayuda de programas escolares y laborales mixtos ofrece numerosas ventajas. Sin embargo, estos programas no existen en México y todos los estudiantes de formación profesional en la educación media superior están inscritos en programas escolares. En los programas basados en la escuela, por lo menos el 75 por ciento del plan de estudios se enseña en un ambiente escolar.

En lo que respecta a la relación entre educación y empleo, el análisis destaca que en nuestro país 76 por ciento de los jóvenes que tienen entre 25 y 34 años de edad con un certificado de educación media superior tienen un empleo, en comparación con el 71 por ciento de los que tienen un certificado general.

En promedio, en los países que pertenecen a la OCDE, los adultos que tienen una formación profesional de nivel medio superior tienen ingresos similares a los de sus compañeros que tienen una formación general del mismo nivel. La diferencia es inferior a 5 puntos porcentuales en aproximadamente una cuarta parte de los países que proporcionan datos, y es de 2 puntos porcentuales en México.

En cuanto al nivel de educación superior en México sigue siendo bajo. Sólo el 24 por ciento de los jóvenes de entre 25 y 34 años de edad obtuvieron un título de estudios superiores en 2019 en México, en comparación con el promedio de 45 por ciento en los países que pertenecen a la OCDE.

 

Te puede interesar: 20% de la matrícula de UNAM, en riesgo de abandonar sus estudios

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.