Imprimir esta página

AMLO quiere todo el poder

Bajo el pretexto de superar la crisis económica derivada de la pandemia, AMLO pretende tener todo el control del presupuesto federal.


AMLO dictador


Al más puro estilo dictatorial, Andrés Manuel López Obrador representante de uno de los tres Poderes de la Unión, el Ejecutivo, pretende trasgredir y anular las atribuciones que le corresponde al Congreso a quien le concierne determinar el Presupuesto de Egresos de la Federación, y bajo el pretexto de orientar los recursos en momentos de emergencia, como el que afecta hoy a México por el COVID-19, busca administrarlo sin el aval de los diputados.

Sin hacer mucho ruido, AMLO emitió un decreto el 22 de abril, y que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 23 de abril el mismo día en que entró en vigor, y en el que ordena establecer medidas de austeridad en dependencias y entidades de la Administración Pública Federal bajo los criterios que en el mismo se indican, y que se publicó el 23 de abril en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Cabe destacar que su vigencia será hasta el 31 de diciembre de 2020.

Este decreto se convertirá en una iniciativa de ley por lo que se envió a la Cámara de Diputados “con carácter de estudio prioritario y, en su caso, de aprobación inmediata”.

En la exposición de motivos del documento, el jefe del Ejecutivo afirma que las medidas que las dependencias deberán asumir obedecen a “la crisis mundial del modelo neoliberal”, que nos afecta, por lo que advirtió que deberán ser aplicadas urgente y categóricamente.

 

AMLO da ¿golpe de Estado?

La respuesta de representantes de los tres órdenes de gobierno, partidos políticos, los sectores privado, social y académico, organizaciones de la sociedad civil organizada y ciudadanos en general, mostraron su rechazo a esta acción de AMLO, que como presidente debiera velar por el respeto irrestricto a los poderes Legislativo y Judicial a fin de mantener un equilibrio de poderes por el que se rige el país.

En primera instancia, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados federales del PAN, condenó que López Obrador busque “extirpar” a la Cámara de Diputados sus atribuciones para la aprobación del Presupuesto, en tanto que Verónica Juárez, coordinadora de la bancada del PRD en San Lázaro dijo que el Ejecutivo federal quiere reorientar el presupuesto de manera discrecional, opaca y sin rendirle cuentas a nadie.

Por otra parte, senadores del PRI, PAN, PRD, MC a través de un desplegado firmado en conjunto, calificaron de que con esta medida el Ejecutivo federal demuestra tener "una visión corta, parcial, insuficiente e ideologizada de la realidad".

Señalaron que este decreto violenta los derechos laborales de los trabajadores de la Administración Pública Federal, pone en riesgo la operatividad del gobierno al clausurar dependencia, cerrar oficina y ordenar la reubicación de funcionarios, "una estrategia que sienta las bases y define la hoja de ruta para una peligrosa parálisis de todo el gobierno federal".

Y subraya que "la reasignación de 622.5 miles de millones de pesos para el cumplimiento de actividades y programas que sin duda no son esenciales para enfrentar la realidad de la recesión económica y la disminución de los ingresos tributarios".

Los senadores señalaron que AMLO desconoce las previsiones vigentes para la disminución de ingresos y pretende eliminar, bajo el pretexto de la emergencia económica, las facultades y la responsabilidad del Poder Legislativo en el control del ejercicio de los recursos de la Federación, por lo que subrayaron que esta medida atenta contra la división de poderes.

Quiere todas las canicas

Después de que el COVID-19 se presentara en México, diversos organismos de la sociedad pidieron a López Obrador trabajar de la mano para enfrentar las emergencias sanitaria y económica, previendo que de no actuar unidos podría desatarse una crisis en diversos campos.

A pesar de los llamados, AMLO no sólo hizo caso omiso sino inclusive los rechazó tajantemente, lo que en su desplegado los senadores condenaron indicando que “el Ejecutivo ha demostrado su rechazo a la construcción de acuerdos y dado muestras claras de su desdén por el diálogo y la convivencia democrática. Ahora agrega su desprecio al orden constitucional y a la división de poderes”.

“La pandemia del COVID-19 ha puesto en evidencia a un gobierno empeñado en tomar medidas unilaterales y aisladas en un momento que nos necesita a todas y a todos los mexicanos”, recalcaron, al mismo tiempo condenaron: “Los diputados y senadores de Morena y sus partidos aliados han privilegiado su cercanía con el gobierno, por sobre su responsabilidad de debatir y legislar sobre los temas que verdaderamente preocupan a los mexicanos”.

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, que mantuvo una sesión virtual, acordó instalar un periodo extraordinario de sesiones para tratar la iniciativa enviada por AMLO. Cabe destacar que el periodo ordinario de sesiones finaliza el 30 de abril, por lo que se convocaría a un periodo extraordinario del Pleno para el martes 5 de mayo.


Te puede interesar: Gobernadores panistas urgen medidas económicas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.