INE no entregará datos biométricos a Segob

El gobierno federal desea que el INE le transfiera los datos biométricos de los ciudadanos, algo que es imposible legalmente ya que el instituto no es dueño de esa información, sólo la resguarda.


Padrón electoral 


Bajo el pretexto de crear una cédula de identidad única, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) los datos biométricos de más de 90 millones de personas inscritas en el padrón electoral, a lo que los consejeros del organismo se negaron argumentando que dicha información únicamente la resguarda, pero no le pertenece porque cada mexicano es dueño de sus datos personales.

Sánchez Cordero justificó la petición de los estos datos a fin de “crear el Registro Nacional de Población (Renapo), necesario para cumplir con el derecho a la identidad que está consagrado en la Constitución. Con la clave de identidad única el gobierno federal pretende garantizar la identidad de la población, blindar su información y evitar así el robo de identidad además de la duplicidad en los padrones de beneficiarios de programas sociales.

La petición formal fue hecha por la titular de la Segob en el Palacio de Cobián a los consejeros del INE, quienes rechazaron dar estos datos porque de lo contrario incumpliría por lo mandatado por la ley, además dejaron en claro que al órgano electoral no le pertenece dicha información, sino que cada mexicano es dueño de su información personal.

 

Datos biométricos

Las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad, atribuibles a una sola persona y que son medibles, componen los datos biométricos de acuerdo al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Entre los datos biométricos que refieren a características físicas y fisiológicas se encuentran la huella digital, el rostro (reconocimiento facial), la retina, el iris, la geometría de la mano o de los dedos, la estructura de las venas de la mano, la forma de las orejas, la piel o textura de la superficie dérmica, el ADN, la composición química del olor corporal y el patrón vascular, pulsación cardíaca, entre otros.

De acuerdo con la Guía para el Tratamiento de Datos Biométricos publicada por el Inai en 2018, la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, son los ordenamientos en que se prevé la secrecía de los datos personales.

Destaca que los datos biométricos no están mencionados de manera expresa en el listado de datos personales sensibles que se incluyen en ambas leyes, sin embargo, ello no implica que no puedan considerarse como tales bajo ciertas circunstancias.

a) Que se refieran a la esfera más íntima de su titular;
b) Que su utilización indebida pueda dar origen a discriminación, o
c) Que su uso ilegítimo conlleve un grave riesgo para su titular.

La guía menciona que "si las finalidades o transferencias de datos biométricos requieren consentimiento, se deberá ofrecer al titular un mecanismo para que pueda otorgar o negar su consentimiento", lo que tiene su fundamento legal en los artículos 8 al 10 de la Ley Federal Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y del 11 al 21 de su Reglamento.

También se prevé en los artículos 7, 20 al 22 de la Ley General Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados y artículos 12 al 20 de los Lineamientos Generales.

 

Enojo ciudadano

Una vez que públicamente trascendió la petición de Olga Sánchez a los consejeros del INE, la ciudadanía así como líderes sociales mostraron su inconformidad a través de redes sociales a través del hashtag #YoNoAutorizo.

En su cuenta de Twitter María Marván Laborde, excomisionada del IFAI, dijo que "se necesita autorización expresa de cada uno de los empadronados #YoNoAutorizo ¿tú? ¿Quieres que el INE entregue tus datos biométricos a SEGOB? Sin autorización la transferencia es ilegal”.

María Elena Pérez Jaén, excomisionada del IFAI, tuiteó: "#YoNoAutorizo al @INEMexico a divulgar los datos biométricos y personales que le facilité a una entidad autónoma e independiente cambio de formar parte de un padrón totalmente completamente ajeno a gobierno o partido alguno. Conmino a @SEGOB_mx a desistirse, so pena de demandas".

El presidente nacional del PAN escribió: “Ahora el Gobierno y MORENA quieren tener toda nuestra información, hasta nuestras huellas digitales. ¡Es otro intento de secuestrar la democracia, la defenderemos!”. En tanto, el secretario general del PRD, Ángel Ávila publicó: “Desde el @PRDMexico rechazamos absolutamente que el @GobiernoMX pretenda adueñarse de los datos biométricos de tod@s los mexican@s para poder tener un esquema de control similar a un Estado Policiaco. Solicitamos al @INEMexico que siga resguardandolos y NO entregue nuestros datos”.

La excandidata a la presidencia, Margarita Zavala, indicó que “El @INEMexico tiene el mandato legal de proteger los datos personales de los mexicanos. Yo, Margarita Zavala, no autorizo que se entreguen mis datos biométricos a @SEGOB_mx”.

Por otra parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) emitió un comunicado en el que mostró su respaldo total a que el INE sea el custodio de los datos personales y de identidad de los mexicanos que fueron “entregados con fines de participación electoral”.

Destacó que el padrón electoral mexicano es considerado como una de las bases de datos más completas, confiables y reconocidas del mundo, además que "la ciudadanía ha demostrado plena confianza en el INE al acudir periódicamente a realizar diversos trámites y entregar su información, sabiendo que se encuentra en manos de una autoridad imparcial, independiente y autónoma".


Te puede interesar: En riesgo los comicios de 2021 por recorte presupuestal del INE

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.