El populismo amenaza el estado de derecho

El exembajador de México ante la Santa Sede, Jaime del Arenal Fenochio, indicó que existe una ventaja ante el populismo que vive el país, pues los populismos de América Latina siempre han sido claros y directos.


El populismo en México   


En conmemoración del decimoprimer aniversario luctuoso del fallecimiento de Carlos Abascal Carranza, quien fue presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de 1995 a 1997 e impulsó la Nueva Cultura Laboral, la Fundación Carlos Abascal organizó la conferencia “México hoy: Historia, sociedad y rumbo”, impartida por Jaime del Arenal Fenochio, historiador, abogado y exembajador de México ante la Santa Sede y Ecuador.

Acompañado de directivos, empresarios y académicos, Arenal Fenochio recalcó que el México actual es muy diferente que al que había en los años 2000, además explicó características de la sociedad mexicana y subrayó las incertidumbres que existen a futuro para el país.

Jaime del Arenal recalcó que actualmente hay un estado de derecho amenazado por el populismo, e instituciones que habían sido creadas autónomamente han comenzado a ser víctimas de ataques dirigidos a querer controlarlas y desaparecerlas. Sin embargo, reconoció que a diferencia de los años 90 “los mexicanos han ganado las calles… son libres, no reprimidos” y aplaudió que por primera vez cientos de mexicanos salieron a alzar su voz en la marcha del pasado domingo, 1 de diciembre.

Además, el exgobernador de la Santa Sede subrayó que el México de hoy es el fruto de la experiencia y aseguró que existe una ventaja ante el populismo que vive el país, pues los populismos de América Latina siempre han sido claros y directos, “hay un guion que va a buscar cumplirse”, y recalcó que por lo que ya se ha visto “ningún populismo triunfa”.

Arenal Fenochio comentó que el problema actual que tiene México en materia de seguridad y justicia no es la corrupción, pues en todos los países sucede, más bien es la impunidad que existe ante actos corruptos y violentos. Además, afirmó que el poder de la violencia esta en el campo, se genera en el campo y se refugia en el campo. “México está demostrando su falta de vergüenza diplomática”, comentó el historiador y explicó que las relaciones de México internacionalmente no son favorables, pues están perdidas y no muestran dirección concreta.

Sociedad mexicana actual

Jaime del Arenal recalcó que nadie se puede atrever a decir que los mexicanos son flojos; sin embargo, la sociedad mexicana esta sumergida en desigualdad, individualismo, egoismo e injusticia, en gran parte porque los valores se han perdido. El exembajador expuso que el respeto a los mayores, a los padres y de jerarquías ya no está y con ello ha desaparecido la autorità de la familia.

En materia de educación, el historiador explicó que hay una clara falta de educación y lamentó que la élite sea bien educada y reciba educación de calidad, mientras la gran masa poblacional se eduque mal. Además, Arenal Fenochio recalcó que a las nuevas generaciones les hace falta conocer de su propia sociedad y a su país, pues por cuestiones socioeconómicas la juventud se divide y en ocasiones se siente ajena a su propio país. El historiador puso como ejemplo a sus alumnos en la Universidad Panamericana (UP), pues mientras sólo tres de los jóvenes habían visitado Morelia, Michoacán, toda la clase ya había ido a EU.

Rumbo de México

Respecto al futuro del país, Jaime del Arenal aseguró que México tiene certezas, pues se conoce el rumbo político porque ha sido anunciado y ventilado, y de esa manera se pueden anticipar resultados para tomar acciones concretas. Subrayó que es vital el fortalecimiento del estado de derecho y de las instituciones, además de tener un sistema eficaz de responsabilidades, que expliqué qué castigo se dará a quien sea corrupto.

Arenal Fenochio también explicó que se tiene que poner mucha atención a la juventud, pues la decisión de las nuevas generaciones va a decidir qué pasa con el país. Finalmente, Jaime del Arenal Fenochio aseguró que es importante que los mexicanos estén orgullosos de su patria y que tengan un nacionalismo sano, dos ideas de las que Carlos Abascal Carranza era partidario.

 

Te puede interesar: AMLO: un año de aciertos y desaciertos

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.