Protestaron 4 de cada mil taxistas

Taxistas se manifestaron este lunes para exigir a la jefa de gobierno un marco normativo y de regularidad para el transporte mediante aplicación; Sheinbaum responde que sólo 4 de cada mil taxistas de la Ciudad se manifestaron.


Taxis Plantón


El conflicto de taxistas contra el transporte mediante aplicación no es nuevo, ni exclusivo de México. A principios de este año hubo un caos vial en Madrid y en Barcelona, España, gracias a grandes protestas de los taxistas españoles contra las plataformas de Uber y Cabify, principalmente por la disparidad en la competencia.

En México, los taxistas decidieron cerrar las principales avenidas de la Ciudad de México, tras una gran concentración en el Ángel de la Independencia, en Reforma. Luis Fernández, un taxista que participó en la manifestación, explicó que este medio de transporte ha sido constantemente hostigado por las autoridades capitalinas; “siempre nos están parando los policías de tránsito, Invea, Semovi, la policía preventiva”.

Sobre la disparidad que hay en la competencia entre un chofer de aplicación y un taxista, Luis Fernández explicó que los taxistas anualmente deben de pagar la revista, costo que varía según lo decide cada año el gobierno capitalino y que para 2019 se estableció en 891 pesos, pero que ha llegado a costar hasta 1 500 pesos. Incluso, según Fernández, tan sólo mediante ese rubro el gobierno capitalino recauda anualmente 208 millones de pesos.

Fernández explica que para poder ser chofer de taxi se requiere la licencia tipo B, la cual tiene un costo de 1040 pesos por dos años, y 1 565 pesos por tres años, sumado a esto, tienen que hacer exámenes de pericia, médicos y psicológicos, que tienen un costo diferente al de los tarjetones, mientras que los choferes de taxis mediante aplicación solo tienen que tener una licencia tipo A, la cual cuesta 837 pesos por tres años o hasta de vigencia permanente.

En España, uno de los países que también tiene este problema entre taxistas tradicionales y choferes de transporte por aplicación, se estableció que para conducir vehículos de aplicación se necesita un permiso especial distinto al de taxistas y al de transporte particular.

En México, en abril de este año, el gobierno de la Ciudad de México, anunció que los choferes del servició de transporte mediante aplicación tendrían que tramitar una licencia especial tipo E-1; sin embargo, según Luis Fernández, la medida se quedó en una simple declaración incumplida.

Fernández explica que cuando empezaron a operar las aplicaciones, las ganancias de los taxistas decayeron 70%, además de que el gobierno regula el costo de transporte público y no el del privado.

A principios de septiembre, Claudia Sheinbaum anunciaba el lanzamiento de la primera etapa de la aplicación móvil “MiTaxi”, la cual pretendía entrar a la competencia electrónica; sin embargo, según el entrevistado, esta aplicación no tiene características que le permitan competir con las otras y únicamente es una herramienta que alienta la criminalización de los taxistas, porque la única diferencia es el botón de pánico.

Fernández informa que “esa aplicación sólo tiene la finalidad de proteger al usuario, lo cual es importante, pero también yo quiero saber quién se sube a mi auto”. El entrevistado dijo que su concesión de taxi le costó 90 mil pesos, más el registro de un automóvil, mientras que quienes trabajan en las aplicaciones hacen lo mismo que él, pero gastando hasta 100 mil pesos menos y ganando 70% más.

En contraparte, Uber anunció que por el paro de taxistas sus socios tuvieron mejores ganancias. Un conductor de Uber publicó en sus redes sociales una imagen en la que mostraba que con 8 viajes había podido ganar 1093 pesos.

Ayer, taxistas de la Ciudad de México y del Estado de México cerraron avenidas importantes de la capital durante más de 12 horas, para exigir a la jefa de Gobierno “piso parejo” entre ellos y las aplicaciones. Los taxistas estuvieron en Reforma desde las 6 de la mañana hasta las 18 horas.

Ante este suceso, Claudia Sheinbaum dijo que sólo participaron 4 de cada mil taxistas y la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que fueron al menos mil taxistas. Tras una reunión con los manifestantes, el Subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, aseguró que llegaron a acuerdos entre los que se destaca que los taxistas no volverán a cerrar las vialidades para no afectar a terceros, y revisarán la legalidad de las actividades que prestan las aplicaciones de transporte.

 

Te puede interesar: Con App buscan reducir la seguridad 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.