Denuncian opacidad programas sociales

En el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, al que se le asignaron 40 mil millones de pesos, no hay transparencia total con respecto a los centros de trabajo.


Capturas del estudio de Mexicanos Contra la Corrupción


El programa Jóvenes Construyendo el Futuro ha llegado a la meta de jóvenes inscritos en su primer año: 900 mil en menos de 12 meses y 100 mil jóvenes en comunidades indígenas que están por integrarse. Sin embargo, lejos de una meta de número, hay que revisar la calidad. La organización no gubernamental Mexicanos Contra la corrupción y la Impunidad ha hallado inconsistencias que intenta desmentir la Secretaría del Trabajo.

Entre las principales anomalías que encontraron fue la falta de pagos; el despido de empleados del Centro de Trabajo para sustituirlos con becarios; becarios que era utilizados para actividades que no aportan nuevas capacidades o actividades distintas a las que se explicaban cuando se registraron.

También había becarios con vínculo familiar directo con el Centro de Trabajo; tutores que retenían parte de la beca; así como amenazas de los tutores a los aprendices con darlos de baja del programa su solicitaban cambio de lugar de capacitación.

La investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad titulada “Jóvenes Construyendo Futuro. ¿Cuántos son, dónde están, qué hacen?” concluye que la información proporcionada por uno de los programas promesa del gobierno actual es improbable, incompleta e inverificable. El trabajo se basó en datos proporcionados por la misma página del programa.

La investigación se basó en localizar los centros de capacitación e ir al lugar a preguntar la situación con respecto a los becarios. En la búsqueda, pudieron revisar el caos de 5 439 centros de trabajo, 82% del padrón total.

En el proceso no se logró localizar o al menos, encontrar existencia alguna de 2 881 centros de trabajo, equivalente a 53% de los casos revisados. Y es que, señalan, no es posible hallar centros de trabajo cuya única información proporcionada es “regalos”, “papelería”, “taller automotriz”, “comercio” y casos similares.

Asimismo, no se consideró los 843 casos de personas físicas que se registraron como centros de trabajo para recibir a becarios. “¿Cómo saber quién es “Jorge” o “Candy” o “Ramona”?”, señalaron.

Y es que si se revisa el listado de centros de trabajo participando en ciudad de México (//jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx/datos/empresas_padron/ciudad_de_mexico) fácilmente se encuentran los casos que refiere MCCI.

Conforme iba avanzando la investigación, la posibilidad de encontrar información que ofreciera referencia se reducía. De los 5 439 casos revisados, 646 empresas pudieron ser identificadas, pero no se les logró localizar en el mapa.

Cuando MCCI lograron contactar a los centros de trabajo, en 140 casos las empresas dijeron no estar inscritas en el programa; mientras que en 166 se negaron a dar información.

De los que confirmaron su inscripción al programa como centros de trabajo o tutores, 214 empresas señalaron que aún –al momento de la investigación– no les habían llegado becarios, otras 136 dijeron haber tenido becarios en el pasado, pero ya no.

A lo largo de la investigación, sólo se hallaron 413 empresas con becarios.

Es decir, de los 6 449 centros de trabajos registrados en la Ciudad de México; revisaron 5 439 casos de los cuales al final sólo localizaron 763 empresas que dijeron estar registradas en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, de las cuales, solamente 413 sí tenían becarios.

La cifra anterior representa 6.4% del total de centros de trabajo funcionando si consideramos el total de centros de capacitación; en caso de tomar como referencia los casos revisados, sería 7.6%. En cualquiera de los casos, la funcionalidad del programa en menor a 10% en la ciudad de México.

STPS defiende su programa

Con el título “Dichos y hechos de Jóvenes Construyendo el Futuro” la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) respondió a la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción.

Bajo el formato de “Dicho MCCI”, haciendo referencia a las denuncia de la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y “Hecho JCF” aludiendo a las aclaraciones por parte del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, la STPS se defiende en cada una de las imputaciones. //docs.google.com/viewerng/viewer?url=//contralacorrupcion.mx/wp-content/uploads/2019/09/Dichos_y_Hechos_JCF_2.pdf

En ese sentido, la STPS da pruebas de los centros de trabajo que MMCI no pudo localizar y que se encuentran en el padrón de empresas inscritas al programa. La dependencia federal brinda el domicilio en el que se localiza la empresa y señala que tanto tutores como becarios se encuentran laborando con normalidad, inclusive, como evidencia muestra fotos del lugar y participante, además de agregar un link al video con entrevista a los aludidos.

Con respecto a la localización de los centros de capacitación con denominaciones de comercios locales, la STPS indicó que más del 80% de los centros de trabajo que participan en el programa son micros y pequeñas empresas, “por lo que no resulta sorprendente que no se encuentren en un buscador de internet”, se lee en el comunicado.

Asimismo, la secretaría dirigida por Luisa María Alcalde, señaló que de “haber existido el interés por parte MCCI de aclara información, con gusto la STPS les habría atendido”.

MCCI defiende la investigación

Después de que la Secretaría del Trabajo respondiera a la evaluación del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad también tuvo algo más que agregar para defender su trabajo y hacer notar que hay errores e inexactitudes en el programa que ponen en duda la veracidad y la transparencia. //docs.google.com/viewerng/viewer?url=//contralacorrupcion.mx/wp-content/uploads/2019/09/respuesta_jovenes-2.pdf

“Sin un padrón confiable y verificable, es imposible evaluar un programa. Sin una evaluación, es imposible saber se está logrando los objetivos que se propuso”, precisa MCCI.

Para apelar a cada una de las aclaraciones que hizo la STPS, la organización no gubernamental dedicada a hacer investigaciones periodísticas y académicas recuerda los lineamientos oficiales establecidos para que las empresas participen en el programa. En la mayoría de los casos no se respetan.

MMCI atribuye a la falta de calidad en la información en el padrón de empresas participantes se puede ser la celeridad con que quiso implementar el programa, sin embargo “eso no justifica que se publique información incompleta”.

En ese sentido, los responsables de la investigación periodística cuestionan la razón por la que en el padrón hay empresas cuyo registro carece de datos que permitan su ubicación.

Asimismo, responde que parte de su trabajo para localizar los centros de capacitación no se limitó a un buscador de internet, sino también inspecciones físicas y revisión detallada de mapas digitales, entre otros.

Además, MMCI cuestiona si la STPS cuenta con la información suficiente de los centros de trabajo denominados en el padrón como “regalos”, “papelería” o “comercio” o inscritas como personas físicas para localizarlas y corroborar el buen funcionamiento del programa.

Con respecto a las aclaraciones que hace la STPS con evidencia de fotos y videos, MMCI precisa que, en estos casos, presentan información que sólo está en posesión de la dependencia federal y no como parte de los datos publicados en su página.

La respuesta de 12 páginas de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad hace notar que la réplica de la Secretaría del Trabajo a la investigación sobre las inconsistencias del programa que emplea a jóvenes que ni trabajaban ni estudiaban, no aclara del todo los hallazgos de MMCI.

En ese sentido, MCCI hace una serie de solicitudes públicas de transparencia, así como preguntas que derivan de la investigación periodística. Aún no hay respuestas por parte de la STPS. Lo más cercano son entrevistas de la titular en las que repite lo que ya está escrito en el comunicado y que se compromete a suspender a las empresas que obren mal con el programa dedicado a los jóvenes.

 

Te puede interesar: No hay estrategia para emplear a jóvenes 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.