El PND: plan para una utopía

El Plan Nacional de Desarrollo es la parte medular de la agenda de cada gobierno entrante, que pretende terminar con la pobreza, la delincuencia y la corrupción en 6 años.


Plan Nacional de Desarrollo


El Plan Nacional de Desarrollo (PND) es un documento con el que cada presidente explica cómo trabajará en materia económica, social, educativa y de salud. El primer Plan Nacional de Desarrollo fue presentado por el presidente Lázaro Cárdenas.

Mauricio Merino, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas, explica que elaborar el Plan Nacional de Desarrollo es una obligación constitucional de cada presidente en turno; el cual debe presentar la planeación de su gobierno.

El académico hizo un análisis sobre el PND elaborado por Andrés Manuel López Obrador, el cual, a su juicio, es una combinación de utopías y propuestas épicas que solo refuerza el discurso de odio y división que tiene el presidente, porque si se cumple la utopía será gracias a las personas buenas que están con él, y si no se cumple, la culpa será de los malos, “nuestros adversarios” que no lo permitieron.

Te podría interesar: Se aprobó a ciegas el PND, acusa Coparmex 

El PND enfatiza que se sustentará en acciones coordinadas fundamentales para afianzar la justicia y el Estado de Derecho, para que el gobierno sea garante de los derechos humanos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para construir un país donde imperen la justicia y la ley.

Además pretende que se garantice el goce de los derechos sociales y económicos inscritos en la ley, así como incentivar un desarrollo económico dinámico, equilibrado, sostenible y equitativo que amplíe las capacidades, presentes y futuras de todas las personas.

Haciendo una comparación con el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, de Enrique Peña Nieto, que tenía 31 objetivos, dividido en 5 capítulos; México en paz, México prospero, México incluyente, México con educación de calidad y México con responsabilidad global. Mientras que el PND de AMLO contiene 4 objetivos primordiales enmarcados en otros tantos apartados; Política y gobierno, Política social, Economía, y Epílogo: Visión de 2024.

Además, el PND de Enrique Peña se centraba en “llevar a México a su máximo potencial” por medio de sus reformas estructurales; en cambio, la planeación de gobierno del actual Ejecutivo se centra en el combate a la corrupción y el impulso a la política social.

Merino precisa que el PND pretende que en seis años el crecimiento sea de 6%, con un promedio anual de 4%. Pretende también que termine el desempleo de jóvenes, que haya superávit en materia agropecuaria, además de que se garantice el acceso alimentario a todo ciudadano; se termine la pobreza extrema y se acabe la injusticia. También pretende una cobertura universal en oferta universitaria, de modo que quien quiera estudiar una licenciatura, lo haga, y que la cobertura de salud sea universal, con abasto suficiente de medicamentos.

“Según el PND, la delincuencia organizada será reducida en un 70%, y los índices de delitos como robo, secuestro y asesinato se reducirán en 50% en comparación con 2018. El PND pronostica también que desaparecerán los delitos de cuello blanco, la corrupción y la impunidad”, añadió.

En materia de crecimiento económico, en los PND de sexenios anteriores, siempre se pretendía impulsar el crecimiento y hay que reconocer que el país no ha dejado de crecer; sin embargo, también es preciso considerar diferentes factores que pueden provocar que no se cumpla la meta. En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, si se excluye la recesión de 1993, el crecimiento anual promedio sería de 4.4%

Con Ernesto Zedillo, a pesar de registrarse la peor caída económica en la historia nacional reciente, con -6.2% en 1995, el promedio anual del crecimiento económico fue de 5.1%.

En los gobiernos panistas, pese al mal desempeño de la economía estadunidense por la caída de las Torres Gemelas, y la entrada de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC) que desplazó a México al segundo lugar como socio comercial con el vecino del norte, el promedio anual del régimen de Vicente Fox, sin contar los dos primeros años, el crecimiento sería de 4.1% anual.

Mientras tanto, con Felipe Calderón Hinojosa, la tasa de crecimiento sería igual a la de su antecesor, a no ser por la crisis financiera mundial de 2009.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), con Enrique Peña Nieto se produjo un retroceso enorme, pese a que durante su gobierno no hubo ningún factor adverso, externo o interno, como ocurrió con los cuatro anteriores mandatarios, el promedio anual de crecimiento apenas alcanzó 2.2% anual, en contradicción de lo expresado en su PND, en el sentido de que las reformas estructurales energética, económica y educativa, iban a traer como consecuencia un crecimiento anual de 3.5% en promedio, con la esperanza de llegar a 5.3% en 2018.

El pasado 27 de junio, la Cámara de Diputados avaló con 305 votos a favor, 139 en contra y 3 abstenciones el PND del gobierno de López Obrador, después de una discusión en la que prevaleció la exigencia de los partidos de oposición (PAN, PRD, PRI) para que se devolviera el documento al presidente, por considerarlo utópico y deficiente.

El PND fue enviado al congreso el 30 de abril, fecha límite que establece la ley porque, según el dicho del propio Presidente, él personalmente lo redactó, porque el hoy exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa,”lo escribió con una visión neoliberal”.

 

Te Podría interesar: El Tren Maya, una ocurrencia con malas consecuencias 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.