Sector Salud en riesgo por austeridad republicana

La austeridad republicana se ha patente en la administración federal en un decreto que busca poner límites a los gastos de los órganos y funcionarios públicos, realizando ahorros, para ser destinados a los programas del Plan Nacional de Desarrollo (PND) o a otros rubros determinados por el ejecutivo.


Austeridad Republicana


Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador se encontraba en campaña, manifestó su intención siempre de reducir los gastos del gobierno, combatir la corrupción y dar apoyos al sector más vulnerable de la sociedad mexicana. Ahora al frente del gobierno, ha tomado una serie de acciones en contra de la corrupción y el desvió de recursos federales.

Desapareció los recursos para las estancias infantiles, reestructuró el programa PROSPERA, decretó el fin del Seguro Popular e inició variados recortes a los órganos públicos del gobierno.

Todas estas acciones han ido ganando la desaprobación por varios sectores de la población, que era beneficiada por dichos programas, por ejemplo fueron afectados 330 mil niños por la desaparición de las estancias infantiles.

Actualmente el recorte presupuestal por la austeridad republicana a órganos de salud, como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ha afectado a los trabajadores, derechohabientes y funcionarios de dichas instituciones.

El pasado 22 de abril durante una comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado, el director de Administración del ISSSTE, Pedro Zenteno Santaella expresó que la institución se encontraba en riesgo financiero, presentando pasivos por casi 10 mil millones de pesos y urgió una inversión líquida de recursos por 22 mil millones de pesos.

Un mes después el 21 de mayo, Germán Martínez renunció a la dirección general del IMSS, alegando una fuerte injerencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través de una carta donde decía: “El control del gasto tiene dos consecuencias fatales; una directa para el IMSS: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y maltrato o retraso en la atención a pacientes; y en segundo efecto indirecto todavía pero: el fortalecimiento de los servicios de salud privados que ocasionará mayor gasto de bolsillos de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento”.

En YoInfluyo.com platicamos con el presidente nacional del Comité Ejecutivo del Sindicato Independiente del ISSSTE (SITISSSTE), maestro Mario Carlos Alberto Hernández Nieto, que nos comentó sobre las afectaciones que el organismo ha recibido por culpa de la Ley de Austeridad Republicana.

“Los agremiados del SITISSSTE somos personal de confianza, que desempeña labores administrativas dentro del organismo, el pasado 3 de mayo AMLO emitió un memo donde menciona en el punto 8 que no habrá ningún personal de confianza en ninguna delegación estatal, eso nos impacta; en el ISSSTE existen prácticamente 10 mil 500 trabajadores y 5 mil estamos en esta situación de confianza”, señaló Hernández Nieto.

Según el Carlos Alberto con este decreto, la primera acción fue cerrar la dependencia de TurISSSTE, una oficina que aportaba préstamos a los trabajadores para poder irse de vacaciones. En este rubro, menciona que fueron despedidos alrededor de 70 personas sin previo aviso y sin indemnización, pero también comenta que el riesgo va más allá de la unidad administrativa, pues a pesar de que en el sector salud (médicos, enfermeras, paramédicos) sean más importantes, no le resta prioridad a las demás áreas, pues los miembros del sector salud no realizarán trabajos administrativos; “si se dice que el ISSSTE no es eficiente y con recorte presupuestal pues mucho menos tendrá eficiencia, la citas médicas y especialidades, que te las daban en 2 o 3 meses te la van a dar en 6, no va a haber un buen servicio por la falta de personal”.

No sólo es la cuestión administrativa, si bien aún no hay una crisis de medicamentos como en otros tiempos, faltan equipamientos médicos. “Existe equipo dañado que no se puede aplicar el seguro porque ya venció y no se contrató el nuevo o prácticamente está el equipo; pero no hay personal para manejarlo o hay el personal pero no el equipo, entonces es una doble situación; pero si existe una falta equipo de rayos x y tomografías”.

El maestro Carlos Alberto Hernández Nieto terminó señalando: “Se debería de mejorar los criterios para la austeridad, porque el sector salud es un derecho primordial, un derecho humano donde el estado no puede pues hacerse a un lado o querer ahorrar a costa de los derechohabientes del sector salud. La radiografía que emite el exdirector German Martínez es una radiografía que está tomando el instituto también y la SHCP no puede echarse la bolita con el gobierno federal”.

 

 

Te puede interesar: Renuncias del gabinete, ya llegaron al primer círculo

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.