Las ONG piden ponderar la equidad de género en la SCJN

La SCJN está integrada por tres ministras y ocho ministros, lo cual refleja la imperiosa necesidad de reducir la brecha de acceso de las mujeres.



El próximo 12 de diciembre de este año culmina el periodo del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Fernando Franco González Salas. Por ello, durante las próximas semanas el presidente de la República Mexicana deberá someter al Senado una terna de posibles candidaturas, por lo que este deberá elegir entre ellas al nuevo ministro o ministra, con el voto de las dos terceras partes de los senadores.

La SCJN está integrada por tres ministras (que representan el 27 por ciento del total) y ocho ministros (el 73 por ciento), lo cual refleja la imperiosa necesidad de reducir la brecha de acceso de las mujeres a este espacio de decisión pública.

Ante este contexto, alrededor de 320 organizaciones de la sociedad civil, integrantes de la academia y personas defensoras de derechos humanos pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador enviar al Senado una terna exclusiva de mujeres para ocupar la vacante que dejará el ministro Fernando Franco en diciembre próximo.

En una carta que los ciudadanos entregaron en Palacio Nacional, demandaron al Ejecutivo ponderar que el Máximo Tribunal de la Nación avance hacia la equidad de género y con esto se influya en la protección de los derechos de las mujeres.

Que la terna esté conformada exclusivamente por mujeres. Que los perfiles de la terna garanticen la idoneidad que requiere esta alta responsabilidad pública, es decir, que cuenten con amplia experiencia en la administración de justicia, tengan una trayectoria íntegra, sean independientes y reúnan cualidades como capacidad, profesionalidad y sobre todo un compromiso con la garantía progresiva y real de los derechos humanos”, señalan en la misiva.

Para las ONG, la designación de una ministra es fundamental para fortalecer el Poder Judicial de la Federación, en un contexto de violaciones sistemáticas de derechos humanos, de un ciclo de impunidad, de casos graves de corrupción sin alguna consecuencia y de diversas formas de violencia que son ejercidas contra las mujeres y grupos históricamente vulnerados.

“Por ello, es imprescindible que exista un sistema judicial autónomo, sólido, imparcial y efectivo en sus actuaciones. Una ministra para la Suprema Corte”, concluye la carta.

La carta está firmada por la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UNAM; el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), El Centro de Investigación y Estudios para el Desarrollo y la Igualdad Social (CIDAC), Fundar Centro de Análisis e Investigación, Artículo 19, el Instituto para la Seguridad y Democracia (Insude) , el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y Equis Justicia para las Mujeres.

Así como por la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), Presunción de Inocencia (IJPP), Red de Abogadas Violeta, Impunidad Cero, México Evalúa, entre otras más.

Filtran terna a la SCJN

El presidente de la SCJN, el ministro Arturo Zaldívar, envió al Ejecutivo federal el aviso oficial de que quedará una vacante en el Pleno de Ministros, debido a la conclusión del periodo constitucional del ministro Fernando Franco González Salas, lo que detonó el proceso para la elección de quién lo sustituirá.

El aviso fue entregado el pasado 3 de noviembre al presidente Andrés Manuel López Obrador, con el objetivo de que el titular del Poder Ejecutivo Federal, conforme al artículo 89, fracción XVIII, de la Constitución, elabore una terna de candidatos y la presente al Senado, para que sus integrantes elijan al nuevo ministro.

La terna presidencial para ocupar el asiento que dejará el ministro de la SCJN, Fernando Franco, está integrada por Loretta Ortiz Ahlf, Eva Verónica de Gyves y Bernardo Bátiz, los tres actualmente miembros del Consejo de la Judicatura Federal.

Loreta Ortiz ya ha sido postulada dos veces por el Ejecutivo federal para la SCJN, es esposa de José Agustín Ortiz Pinchetti, fiscal de Delitos Electorales de la Fiscalía General de la República (FGR).

En tanto, la consejera de la judicatura Verónica de Gyves es esposa del reciente reelecto presidente del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez.

Bernardo Bátiz, a su edad de 85 años, actualmente es integrante del Consejo de la Judicatura y ha sido diputado federal y Procurador de Justicia de la Ciudad de México.

 

Te puede interesar: En el sistema penal se debe garantizar la justicia restaurativa a las víctimas

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.