México requiere decisión política para fomentar energías renovables y no fósiles

En un foro organizado por Coparmex, diputados de MC, PAN y PRD adelantaron que votarán en contra de las reformas en materia eléctrica por considerar que se generarían graves daños a la economía y salud de los mexicanos.


Foro Coparmex


De aprobarse la contrarreforma eléctrica las consecuencias que acarrearía al país serían tener una electricidad más costosa (tanto doméstica como industrial), detonaría la certeza jurídica, ahuyentaría inversiones y generaría afectaciones al medio ambiente y a la salud de las personas, coincidieron en señalar diputados y especialistas en el foro “Diálogo abierto sobre la Reforma Eléctrica y sus impactos al bienestar”, organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Legisladores de los partidos Movimiento Ciudadano (MC), de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) adelantaron que sus bancadas votarán en contra de las modificaciones que el Ejecutivo envió al Congreso de la Unión debido a que significaría ocasionar graves daños y retrocesos para el país, en tanto que el Revolucionario Institucional (PRI) “contrastarán las evidencias” técnicas y financieras que les permitirán orientar su decisión de manera adecuada.

Por su parte, Patricia Armendáriz (Morena) criticó la reforma eléctrica que se consolidó en el sexenio pasado debido a que consideró que con esta se torció la ley, por lo que es necesario hacer correcciones y ajustes a las reglas. Además, aseguró que con lo que se busca es que se produzcan las energías más baratas del sistema.

En su oportunidad, el diputado del PAN, Gabriel Quadri de la Torre, calificó de "aberrante" la contrarreforma y dijo que de aprobarse sería “una tragedia para el país que según experto le generaría costos entre 60 mil y 120 mil millones de dólares en demandas, amparos, paneles, controversias por romper con acuerdos comerciales, además de exponer a México a sufrir represalias arancelarias y comerciales.

Agregó que "esta reforma es tan aberrante que la verdad simplemente de verla y de analizarla por parte de cualquier persona, que medianamente conozca el sector eléctrico, se da cuenta de que no hay muchas vueltas que darle, hay que rechazarla, pero casi, casi en forma instintiva”.

El también secretario de la Comisión de Cambio Climático y Sostenible de la Cámara Baja aseguró que cancelar los proyectos que surten de energía a las empresas, obligaría a las mismas a comprar energía sucia a la CFE que se convertiría en un monopolio para comprar y vender la misma.

Además, aseguró que está comprobado que las termoeléctricas que maneja la CFE son las más contaminantes y peligrosas que generan graves daños a la salud de la población.

Gabriel Quadri señaló que es una mentira decir que la CFE pierde 400 mil millones de pesos al año por las compañías privadas, como lo aseguró la legisladora morenista, toda vez que ellos no son quienes la venden sino el propio gobierno, el cual también consideró tiene una “incapacidad brutal” para crear nuevos proyectos eléctricos.

En tanto, la diputada Elizabeth Pérez Valdez, vicecoordinadora del grupo parlamentario del PRD, aseveró que para la consolidación a la transición energética lo que se necesita es una decisión política, pues lo que se requiere es el fomento a todas las energías renovables.

Advirtió que el problema no es la administración porque esta la tiene el estado a través de las instancias que han sido creadas para tal efecto, el problema es la producción y los medios mismos de la producción. La CFE no ha tenido la posibilidad de generar la infraestructura que se requiere de tener energías limpias y renovables.

Pérez Valdez enfatizó que de ser aprobada esta contrarreforma, se violarían todos los tratados internacionales de los que México forma parte contradiciendo los mandatos del Poder Judicial mexicano, amenaza la seguridad de las inversiones, elimina la transparencia y la rendición de cuentas y reduce totalmente la competitividad del sector energético, lo que viola los capítulos 4 y 21 del T-MEC que además fueron una construcción de esta administración ejecutiva, se contradice una cosa con otra absolutamente.

Subrayó que con la propuesta del Ejecutivo se violenta el Estado de derecho, se detiene el cambio a energías limpias y se privilegia al gobierno a pesar del uso de energías fósiles.

El diputado de MC, Mauro Garza Marín, sostuvo que su partido está convencido de que las energías limpias, renovables y el cambio climático no son “un discurso vacío”.

Agregó que “a los mexicanos no les sirve que se prendan plantas que son chatarra, plantas viejas, plantas obsoletas. Los mexicanos quieren energía limpia, energía barata”. Señaló que las empresas no van a querer invertir en nuestro país porque ellos tienen acuerdos ambientales, no es un mito, es una realidad”.

Para finalizar el primer día de los trabajos, el presidente de la Coparmex, José Medina Mora, dejó para los legisladores un cuestionamiento acerca de ¿Qué es lo que tenemos que hacer a partir de hoy para garantizar que tendremos energía para todos los mexicanos sin apagones, a precios accesibles y también energía para que haya inversiones de las empresas que generan empleo para los mexicanos, pero no para este año, sino para los próximos 20 o 30 años?

Previamente el dirigente del sindicato empresarial destacó que el objetivo de los cambios en materia eléctrica deben tener como objetivo surtir de luz para todos los mexicanos, sin apagones y a precios accesibles. También consideró que coinciden con el gobierno de que es necesario fortalecer a la CFE, nos preocupa de manera particular que siendo una empresa productiva del estado que era rentable el año pasado perdiera 65 mil millones de pesos.

Señaló que es necesario hacer los ajustes para que se fortalezca y sea una operación rentable.

Te puede interesar: Coparmex organiza foro sobre reforma eléctrica
 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.