Imprimir esta página

La ciberdelincuencia, más activa que nunca

Los ciberataques están a la orden del día aprovechando la vulnerabilidad de equipos y sistemas creados a raíz de la pandemia que afecta a todo el mundo.


hackers


Adaptarse para sobrevivir ha sido la fórmula que millones de personas alrededor del mundo han implementado para seguir trabajando a pesar de las complicadas condiciones impuestas por el encierro obligatorio derivado de la pandemia, adaptación que los delincuentes también han adoptado para robar los recursos que honestamente generan millones de personas que se desenvuelven en los sectores público y privado.

La tecnología cibernética cada vez más utilizada en el mundo hoy toma mayor relevancia porque ante el impedimento de salir de casa, el ciberespacio se ha convertido en el principal canal a través del cual se comercia, se realizan transacciones y se envían datos de todo tipo, y a pesar de existir candados de seguridad la delincuencia logra romperlos.

Empresas estratégicas, instituciones gubernamentales, bancos, empresas privadas de todos los tamaños e inclusive todo aquel que posea un dominio es susceptible de sufrir un ataque cibernético. Nadie está a salvo de la delincuencia, para todos tienen, pues los ciberdelincuentes o hackers lo mismo pueden desviar fuertes cantidades a sus cuentas sin lograr ser rastreados como también pueden utilizar datos privados para extorsionar a cualquier persona.

Delincuentes a la pesca de recursos

De acuerdo con la empresa de seguridad de datos Check Point, en los últimos días se han registrado diversos dominios relacionados con paquetes de estímulo o alivio económico a través de los cuales los gobiernos de todo el mundo están apoyando con recursos económicos a la población frente al COVID-19, pero no todos los sitios son auténticos, algunos fueron creados por hackers a fin de desviar dinero. Según Check Point en marzo se registraron dos mil 81 nuevos dominios de los cuales 38 maliciosos y 583 sospechosos.


Hospitales, sensibles a los ciberataques

La compañía líder en detección proactiva de amenazas ESETS asegura que los hospitales, organismos y empresas vinculadas al sector de la salud son de los principales blancos de ataque para los cibercriminales y que han merecido una alerta por parte del FBI y la INTERPOL que recientemente emitió un comunicado para alertar sobre un crecimiento significativo de ataques cibernéticos dirigidos a hospitales en distintos países del mundo.

Si bien es cierto que estos ataques no son nuevos, sí se han incrementado después de la aparición de la pandemia por el COVID-19 ya que es un tema de interés general que utilizan los hackers para planificar sus ataques con los que intentan aprovechar el tema del coronavirus para engañar a los usuarios y lograr comprometer sus dispositivos.

El sector de la salud cumple un rol vital para el bienestar de una sociedad lo que lo convierte en un blanco perfecto para la extorsión mediante un ataque ya que la interrupción en la continuidad de los servicios que brindan puede tener un impacto significativo para la comunidad, destaca el análisis de ESET.

Añade que la necesidad de resolver con urgencia cualquier tipo de incidente es un punto a favor en la negociación para un cibercriminal. Otros aspectos lo hacen un blanco de interés, son la falta de capacitación en seguridad de los profesionales de la salud; la existencia de múltiples vulnerabilidades por el uso de software obsoleto; la multiplicidad de dispositivos que se utilizan, o la sensibilidad de la información que manejan.

Palabras peligrosas

Una investigación de la compañía en ciberseguridad Forcepoint analizó el tráfico web y de correo electrónico anónimo relacionado con las palabras clave Corona y COVID, de esta manera detectaron tendencias como que durante las dos primeras semanas de marzo se incrementó significativamente la creación de sitios dedicados a compartir datos relacionados con la pandemia y sitios web de noticias.

A mediados de marzo, según el estudio, se registró un aumento en los correos electrónicos no deseados (maliciosos, spam o phishing) que contienen URL incrustadas que usan las palabras clave de COVID o Corona, pasando de valores insignificantes de enero de 2020 a más de medio millón de bloqueos por día.

Otro de los hallazgos de esta investigación es que en la semana del 23 de marzo se observó un incremento del 358 por ciento de correos electrónicos maliciosos que contenían URL incrustadas con COVID y coronavirus en comparación con el último día hábil de la semana anterior. La primera semana de abril experimentó una disminución significativa, pero a partir de la segunda semana la cantidad de correos electrónicos maliciosos de nuevo ha aumentado.

El country manager para México y Centroamérica de Forcepoint, Gerardo Flores indicó que en “México se ha visto este incremento alineado a las estadísticas mundiales, reforzando que somos uno de los países que sufre más ataques debido a varios factores como la presencia de transnacionales, así como de corporativos mundiales de servicios financieros y nuestra cercanía a Estados Unidos, entre otras”.

Estos son algunos ejemplos de lo que la ciberdelincuencia ha hecho aprovechando la pandemia que azota al mundo entero, sin embargo y por desgracia existen muchos más rubos en los que siguen robando datos y dinero, por lo que los especialistas recomiendan incrementar medidas de seguridad al respecto.

 

Te puede interesar: Urge mejor estrategia contra ciberataques

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.