Internet nos está deshumanizando

El principal efecto de la infoxicación es la deshumanización que nos provoca, debido a que existe un momento en el que el cerebro registra tanta información, que se activa un “modo zombie”.


Información en internet


Entre uno de los muchos beneficios que nos ha traído internet está el acceso a la información, pues bastan algunos segundos para actualizarnos de todos los sucesos que están pasando alrededor del mundo. Sin embargo, aunque es una gran herramienta para mantenernos informados, no existe filtro que regule la información que se publica en la red, dando origen a las fake news y a la infoxicación.

Noticias falsas e infoxicación

Las noticias falsas (fake news) son publicadas en medios de comunicación, principalmente en internet. El uso de ese término se popularizó en 2016 durante la campaña electoral de Donald Trump, hoy presidente de Estados Unidos. En 2017 el Diccionario de Oxford reconoció fake news como la expresión del año.

Las noticias falsas son resultado de la infoxicación que vive la población mundial desde que la internet alcanzó su auge. La palabra infoxicación nació de la versión en inglés overload information, utilizada por primera vez en 1996 por Alfons Cornella, expresidente de la empresa de información Infonomía, para hacer referencia a grandes cantidades de información.

En 1996, cuando Cornella usó ese término ni siquiera existía Google, que actualmente se ha convertido en el buscador más importante en el mundo, usado por más de 3 billones de personas al día. Infoxicación hace referencia al exceso de información que el cerebro recibe diariamente y que, en ocasiones, es mayor científicamente a lo que puede soportar.

¿Alguna vez te has sentido saturado de información y sin saber por dónde empezar a leer?, eso es señal de que sufres de infoxicación. Entre los principales síntomas de este trastorno que han traído las nuevas tecnologías del siglo XX está el sentirte confundido, ansioso, indeciso y saturado.

Infoxicación = deshumanización

Ana María Pedraza Chávez, socióloga especializada en el impacto de internet en la población, explicó que evitar la infoxicación es imposible, pues el entorno en el que vivimos nos mantiene en un “constante bombardeo de información”.

La socióloga explicó que el principal efecto de la infoxicación es la deshumanización, debido a que existe un momento en el que el cerebro registra tanta información, en especial malas noticias, que se activa un “modo zombie”. “Parece que nada nos impresiona, ni nos causa tristeza o asombro, pues ya estamos acostumbrados a las malas noticias”.

“La infoxicación ha generado en la sociedad mexicana falta de empatía y enajenamiento”, afirmó Pedraza Chávez y lamentó la situación, pues cada vez son menos los factores que nos motivan a querer mejorar como personas o como sociedad.

Pedraza Chávez recalcó que la infoxicación se ha hecho mayor en los últimos años, debido a redes sociales como Facebook, Twitter y WhatsApp, plataformas que ofrecen al usuario acceso fácil e instantáneo a la información. “En México, la principal fuente de infoxicación es Facebook, pues es la red social más utilizada por la población y la que todos saben manejar. En esa plataforma se publica la mayor cantidad de noticias, sean falsas o no”, comentó.

Sin embargo, Pedraza Chávez explicó que aunque no se pueda evitar la infoxicación, sí se puede controlar y aprender a manejarla, y dio algunos consejos para lograrlo.

1.- Busca fuentes de información confiables: Al leer información o compartirla debes asegurarte de que tus fuentes sean confiables; de lo contrario, además de promover noticias falsas, estarás llenando tu cabeza de información basura.

2.- Delimita y mejora tus métodos de investigación: Desarrolla un protocolo fácil, seguro y confiable para tus investigaciones, que esté basado en exponerte el menor tiempo posible a la carga de información que da internet.

3.- Forma tu criterio: aprendiendo qué fuentes son confiables y mejorando tus métodos de investigación lograrás formar tu propio criterio y reconoceras con facilidad qué noticias son falsas y cuáles no lo son.

 

Te puede interesar: No le entregues tu vida a internet 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.