México; robo de combustible

El gran negocio del crimen organizado

El robo de hidrocarburos se ha convertido en uno de los negocios del crimen organizado en Puebla y ha generado actos de violencia.



La extracción furtiva de gasolinas mexicanas en Puebla y otras entidades del país ha generado inseguridad y pérdidas económicas de más de 20 mil millones de dólares según cifras del senador del Partido Acción Nacional Roberto Gil Zuarth. Hasta ahora este acto ilícito ha dejado un saldo de cuatro soldados militares y seis delincuentes muertos. 

El reciente enfrentamiento que se protagonizó en la entidad, se generó por la denuncia de un presunto robo de extracción de gasolina en los ductos de Pemex en la localidad de Palmarito Tochapan, Puebla. Esto provocó que uniformados del Ejército y estatales fueran agredidos a balazos, palazos y pedradas por los delincuentes además de que se diera el robo de gasolina de varios ductos de la zona. En estos hechos una mujer y una menor perdieron la vida.

Estos ataques ocurrieron el miércoles y en la madrugada del jueves, de acuerdo con el Gobierno estatal. La autoridades indicaron que los delincuentes utilizaron como escudos a personas, y como medio de transporte camionetas blindadas. Dos personas utilizadas como escudos humanos perecieron en el acto. 

Esto generó que habitantes de Palmarito realizaran un bloqueo de aproximadamente cuatro horas en la autopista Puebla-Veracruz, los inconformes exigieron el retiro de las fuerzas armadas militares, generando disturbios que dejaron al menos 13 personas desaparecidas.

Estas furtivas tomas de combustible, se originan del llamado “Triángulo Rojo” a unos 30 kilómetros de la capital de Puebla, en donde los nombrados “huachicoleros” o ladrones de gasolina de la región que están conformados por narcotraficantes que operan en los municipios de Acatzingo, Quecholac, Tepeaca, Palmar del Bravo y Tecamachalco.

Cabe mencionar que esta banda organizada ha ido dejando gradualmente la venta de estupefacientes, sustituyendo como un negocio rentable el robo de hidrocarburos como su fuente principal de ingresos.

Según el secretario general de Gobierno del estado de Puebla, Diódoro Carrasco, confirmó que la delincuencia organizada estaba detrás de esa toma clandestina y la consideró responsable del enfrentamiento con los militares.

Desde 2010 este delito ha crecido 400 por ciento de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR). Tan solo en 2016 se detectaron en México un total de 6 mil 159 robo ductos, 800 % más  que en 2010.

El senador Roberto Gil Zuarth consideró que estos actos ilícitos son el resultado de la carencia de de políticas de prevención por parte del gobierno federal, señaló que se han abandonado los programas en materia de prevención, tomando como solución a las fuerzas policiales o militares para detener los robo ductos.

En materia de seguridad y prevención la Cámara de Diputados reformó el pasado 27 de abril  la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos dando como sentencia 4 a 6 años de prisión por robos menores a 300 litros y 17 años de cárcel de más de 2 mil litros; además se darán 12 años de cárcel a quienes lo transporten o vendan.

@yoinfluyo

arojas@yoinfluyo.com


 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.