El gobierno federal perdió el rumbo en el combate al robo de combustible: GMSI

Para combatir al “gaschicol” en los principales municipios afectados, se debe impulsar el desarrollo económico de estas comunidades.



México requiere de estrategias específicas para el combate al robo del gas LP, pues 82 por ciento de las tomas clandestinas se concentran en 18 municipios que representan menos del uno por ciento de los municipios del país, sostuvo Alejandro Desfassiaux, presidente del Grupo de Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI).

Para el especialista en seguridad, el gobierno federal perdió el rumbo en el combate al robo de combustibles y en especial del gas LP, a pesar de que el Gobierno actual arrancó con acciones contundentes en la materia, estas se han ido diluyendo con el tiempo; pues actualmente el robo de este hidrocarburo se disparó mil 18 por ciento (de 215 a 2,402).

“Al día se perforan siete tomas clandestinas de gas LP; 44 mil toneladas de combustible robado se comercializan cada mes y las pérdidas suman mil millones de pesos mensuales; por lo que la situación ya es insostenible. Es tanto lo robado en México que podría abastecer completamente a un país centroamericano”, sostuvo el presidente de GMSI.

Desfassiaux dijo que la actividad huachicolera ha llegado a tal grado que hasta 20 por ciento del gas distribuido en el Valle de México es robado, cuyo impacto afecta a 4.6 millones de consumidores.

El experto en seguridad señaló que los grupos criminales están rápidamente apoderándose de los energéticos del país, por lo que no es de extrañar la reciente declaración del exfiscal de Estados Unidos, William Barr, en el sentido de que la actual administración ya perdió el control de México, que se suman a las recientes declaraciones del jefe del Comando Norte de Estados Unidos, Glen VanHerck.

El presidente del Grupo de Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI) refirió que para combatir al “gaschicol” en los principales municipios afectados, se debe impulsar el desarrollo económico de estas comunidades y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) debe desarticular las finanzas de las células criminales.

“Para atacar eficientemente el problema del robo de hidrocarburos en México, hay que empezar por entender su origen primario, concerniente al desarrollo económico y prosperidad de las propias comunidades”, concluyó el experto en seguridad.

 

Te puede interesar: Tren Maya sin estudios de impacto ambiental ni proyecto ejecutivo: ONG

@yoinfluyo 

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.