Donación de órganos: mitos y verdades

Frente a la falta de información en torno a la donación de órganos y tejidos, el Centro Nacional de Trasplantes tiene un documento en el que aclara dudas básicas.


Donación de órganos


La donación de un órgano o un tejido es un acto de ayuda, apoyo y solidaridad con el que se puede proporcionar la oportunidad de salvar o brindar una mejor calidad de vida a personas que lo necesitan.

Cuando una persona opta por donar sus órganos y tejidos, una vez que muera, puede ayudar hasta a 10 personas, de acuerdo con el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), la institución encargada de coordinar el proceso de donación y trasplante.

Entre los órganos que pueden ser donados están el corazón, pulmones, hígado, riñón, páncreas, intestino, válvulas cardíacas, tendones, córneas, huesos, cartílagos y piel.

Pero, a pesar de la esperanza de vida que puede representar aun después de la muerte, la cultura de donación de órganos en México no es muy bien aceptada ya que existen varios mitos que involucran las creencias religiosas, la legalidad y la ética de la práctica. Un estudio del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la Universidad Veracruzana encabezado por la investigadora María Luisa Marván Garduño dio prueba de ello: se preguntó a 807 habitantes de la ciudad de Xalapa la disposición para donar órganos después de que mueran; 218 personas dijeron que no estaba dispuestos a donar sus órganos.

Las razones varían dependiendo de la edad de los encuestados. El grupo de 18 a 34 años señalaron que se niegan a donar sus órganos debido a la percepción de corrupción, seguido del miedo al tráfico de órganos. Por su parte, el grupo de 35 a 64 años, indicaron que la negativa es porque no sabrían a dónde irían a parar sus órganos.

Mientras que la principal razón del grupo de adultos mayores de 65 años fue que consideraron que sus órganos ya no son útiles debido a su edad; la segunda causa, señalaron, fue que la donación de órganos va en contra de su religión.

También lee: Carta a un trasplantado 

No te quedes con la duda, infórmate

Existen muchas dudas y confusiones en torno a la donación y trasplantes de órganos y tejidos, lo que, en ocasiones, genera confusión en las personas para tomar una decisión al respecto del tema que puede salvar vidas.

En un documento, el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) desmiente que exista el tráfico ilegal de órganos en México, y es que, explica, el trasplante es un procedimiento que requiere profesionales especializados, además de requerimientos técnicos complejos necesarios para lograr el éxito en el proceso.

Asimismo, de manera preventiva se cuenta con una legislación en la que establece los requerimientos que deben cumplir las instituciones en las que se extraigan órganos y tejidos. Además, se cuenta con un registro de los establecimientos y las personas involucradas en la actividad, con la finalidad de tener un estricto control y transparencia en los procesos de donación.

Con respecto al destino final de los órganos, el Cenatra, señala que los aspectos a considerar para la asignación de órganos y tejidos, es la gravedad del receptor, la oportunidad de trasplante, así como la compatibilidad con quien sería beneficiario.

De igual manera, se puede llevar a cabo la denominada “asignación dirigida”, en la que el donador tiene la libertad de determinar el uso de sus órganos hacia una persona específica, pero ello dependerá de la compatibilidad médica.

Por otra parte, la edad no es un impedimento para donar órganos. El médico es el único que puede determinar si los órganos son útiles o no para el trasplante. Hay registros en los que personas de edad avanzada han donado y han brindado a otro una segunda oportunidad de vida.

Tampoco la religión es un pretexto, la institución encargada de coordinar el proceso de donación y trasplantes indica que la mayoría de las religiones se han pronunciado a favor de la práctica. Inclusive el actual representante de la Iglesia Católica, el papa Francisco, valoró el acto de donar órganos para salvar vidas humanas.

“La donación de órganos no es sólo un acto de responsabilidad social, sino también una expresión de la fraternidad universal que une a todos”, expresó en el mes de abril ante voluntarios de la Asociación Italiana de Donantes de Órganos.

Otro de los temores a la hora de donar los órganos de una persona que falleció, es que se cree que se desfigura el cuerpo del donante al momento de extraer los órganos.

El Cenatra, precisa que, en el procedimiento, por principio básico, se maneja con dignidad y respeto el cuerpo del donador. Los cirujanos encargados son cuidadosos en cerrar y cubrir las heridas provocadas por la cirugía: el cuerpo no se mutila ni se desfigura. “La familia puede sentirse tranquila de que recibirá el cuerpo del familiar en condiciones adecuadas para que realicen cualquier ceremonia que acostumbre”, agrega el Cenatra.

Aquí puedes consultar el documento completo sobre las preguntas más frecuentes de donación y trasplante de órganos y tejidos. Según datos del Cenatra, actualmente hay 22 983 personas que requieren recibir un trasplante.

 

Te puede interesar: ¡Dona vida, dona amor! 

@yoinfluyo 

redaccion@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.