Prohibir nacimientos en espacios públicos, atenta contra libertades: CEM

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría prohibir que los nacimientos o cualquier otro adorno o signo alusivo a la religión sean colocados en espacios públicos o pagados con recursos del erario de aprobarse un proyecto que presentará el magistrado Juan Luis González Alcántara Carrancá.

El miércoles 9 de noviembre el magistrado presentará a la Primera Sala el amparo interpuesto por una persona en contra de la colocación de nacimientos y adornos navideños alusivos a la religión en espacios públicos significativos en el municipio de Chocholá, Yucatán, en diciembre de 2020.

Al respecto, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ofreció una serie de argumentos con los que señala que de aprobarse esta propuesta se violarían derechos humanos como la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Entre los puntos expuestos por la Iglesia destaca que el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce el derecho a la libertad religiosa y su manifestación “tanto en público como en privado”, y corresponde a un verdadero Estado laico proteger este derecho, permitiendo “la libertad de creer o no creer, incluso de cambiar de credo u opciones fundamentales”.

El Episcopado recordó que “particularmente en la primera mitad del siglo pasado, una corriente política sumamente intolerante, quiso prohibir el ejercicio no sólo público, sino también privado de la libertad religiosa, así como de culto. La persecución fue una manifestación de una visión autoritaria y equívoca de la función del Estado, que no puede regir el fuero interno de las personas, es decir, su conciencia”.

Y subrayó que “el Estado Laico no puede ser comprendido como la ausencia, la falsa neutralidad de lo religioso. La eliminación de cualquier signo religioso supone ya la afirmación ‘de la increencia’. Esta posición ha ido configurando la corriente ‘laicista’, cada vez más desplazada en el mundo moderno”.

El comunicado destaca que las creencias religiosas “tienen manifestaciones concretas que no se pueden negar”, porque estas no son una idea, “sino una opción, una forma de vida, que va haciéndose cultura”.

Por lo que, añadieron los obispos, “pretender imponer una sociedad sin referentes religiosos es, implícitamente, querer un sólo estilo de vida, arreligioso, es decir en donde prevalezca la negación de las creencias religiosas”.

Asimismo, destacaron que “este modelo discrimina a los seres humanos que sí tienen opciones religiosas y es contrario al Estado Laico. Es absurdo buscar eliminar toda manifestación pública de la vida religiosa. El erario, incluso y como es en los países democráticos, debe estar al servicio de las personas, y estas tienen orientaciones religiosas”, subrayó.

Los obispos mexicanos pidieron a los magistrados tomar en cuenta estas observaciones al tiempo de asegurar que “México necesita unidad, paz. Estos surgen del encuentro de nuestra vida, más allá de valores meramente instrumentales. Abramos caminos, juntos, para el diálogo y el encuentro, en la búsqueda de un sentido común, orientado por los valores más profundos de todo ser humano”.

Cabe señalar que si cuatro de los magistrados votan a favor de la propuesta, se generará automáticamente una jurisprudencia que será aplicable en todo el país, y si el voto a favor es de tres se beneficiará al quejoso y el municipio demandado será el único obligado a cumplir la orden de la Corte.

Te puede interesar: Violencia en la Tarahumara sin freno, la Iglesia insiste en cambiar estrategia de seguridad

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

¡Califica este contenido!

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 4

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.