Cancelar escuelas de tiempo completo es mandar al carajo a madres trabajadoras: IPL

Cancelar las escuelas de tiempo completo es mandar al “carajo” a las madres trabajadoras, porque en una crisis debe priorizarse la inversión en personas, no en edificios, indicó Francisco Salazar, presidente honorario del Instituto de Política Laboral.



Al cancelar las escuelas de tiempo completo para priorizar el mantenimiento de los edificios, el gobierno federal decidió mandar al ‘carajo’ a los padres y madres trabajadoras, quienes se apoyaban en este programa para mejorar la educación, cuidado y alimentación de sus hijos, afirmó Francisco Salazar Sáenz, presidente honorario del Instituto de Política Laboral (IPL).

Calificó de insensible la medida con la que 3.6 millones de niños además de permanecer menos tiempo en la escuela dejarán de recibir alimentos que en la gran mayoría de los casos significaba su única comida real, al tiempo que le resta posibilidades de trabajo a madres y padres de familia.

“Esta determinación solo se puede entender de alguien que nunca ha tenido necesidad de trabajar y cuidar a los hijos, o que ha disfrutado de los recursos suficientes para mandarlos a escuelas particulares”, subrayó.

Respecto a la argumentación que la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez, dio para cancelar este programa al asegurar que la dependencia carecía de presupuesto, Salazar Sáenz dijo que lamentablemente era cierto, toda vez que la miscelánea fiscal para 2022 disminuyó el financiamiento para los sectores de educación y salud. Sin embargo, consideró que la construcción y mantenimiento de edificios no puede pasar por encima de la atención a las necesidades básicas de alimentación y salud de la población, y recalcó que en las políticas del gobierno federal no son los más pobres quienes están siendo priorizados.

“¡Qué vergüenza! que un gobierno que tira millones de pesos en Pemex o en la CFE, en proyectos mal auditados como ‘Sembrando Vida’, en becas para estudiantes que no necesitan demostrar ni la asistencia a sus escuelas, que incrementa el presupuesto para el Ejército y la Marina, en sus Proyectos Emblemáticos como la Terminal Avionera -de 8 vuelos al día-, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, haya decidido mandar la ‘carajo’ a los padres y madres trabajadoras que se apoyaban en el Programa de Tiempo Completo para mejorar la educación y cuidado de sus hijos”, indicó.

Asimismo, dijo que la SEP pasaba por alto que para millones de niños que provienen de comunidades de zonas rurales o marginadas, la alimentación que reciben en las escuelas de tiempo completo, en muchos casos es la primera del día y en alguna de las ocasiones es la única comida real y completa en todo el día.

Francisco Salazar resaltó que esta medida es cruel para la clase trabajadora, la cual ha caído en mayores niveles de pobreza, y dijo que no es la primera vez que este gobierno toma medidas que afecta a este sector pues recordó que también lo hizo al cerrar las estancias infantiles, que también era la mejor alternativa para muchos trabajadores, madres y padres solteros, o cuando suspendieron el suministro de las medicinas y tratamientos contra el cáncer a los niños y mujeres que no podían pagarlas.

 

Te puede interesar: Desarrollo Democrático en México cae por pandemia, pobreza y polarización 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.