Pobreza laboral disminuye porque trabajan más personas en una familia

El poder adquisitivo del ingreso laboral real promedio per cápita del segundo trimestre de 2022 presentó un incremento de 1.1 por ciento respecto al primer trimestre de 2022, un aumento de 30.66 pesos.



El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) disminuyó 1.4 por ciento entre el primer y el segundo trimestre de 2022, esta leve mejoría se debe principalmente al incremento del número de personas ocupadas laboralmente, quienes con sus ingresos suman sus salarios a la manutención de su hogar a pesar de que el aumento en la ocupación se concentra en empleos cuyo rango salarial se encuentra en menos de un salario mínimo, reveló el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De acuerdo a los datos obtenidos en este indicador, se destaca que la pobreza laboral a nivel nacional del segundo trimestre de 2022 (38.3 por ciento) aún es mayor al porcentaje observado antes del inicio de la pandemia en el primer trimestre de 2020 (36.6 por ciento). En el ámbito rural y urbano se presenta una situación similar, ya que los porcentajes de pobreza laboral en el segundo trimestre de 2022, 52.0 por ciento y 33.9 por ciento, son superiores a los mostrados en el primer trimestre de 2020, cuando se encontraban en 50.3 y 32.3 por ciento, respectivamente.

De acuerdo al ITLP, el porcentaje de población que no pudo adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral (pobreza laboral) entre el primer trimestre y el segundo trimestre del año en curso, disminuyó a nivel nacional 0.5 puntos porcentuales.

Las entidades con mayor porcentaje de pobreza laboral en el segundo trimestre de 2022 fueron Chiapas, Guerrero y Oaxaca con 66.8, 62.5 y 59.1 por ciento, respectivamente, en contra parte, los estados con menor porcentaje de pobreza laboral fueron Baja California Sur, Baja California y Jalisco con 15.8, 19.5 y 22.9 por ciento, respectivamente.

El Coneval señaló que el poder adquisitivo del ingreso laboral real promedio per cápita del segundo trimestre de 2022 presentó un incremento de 1.1 por ciento respecto al primer trimestre de 2022, al pasar de dos mil 850.25 pesos a dos mil 880.91 pesos mensuales, es decir, tuvo un aumento de 30.66 pesos.

En tanto, entre el primer y el segundo trimestre de 2022, el ingreso laboral per cápita en el ámbito rural se mantuvo en niveles similares, al pasar de mil 663.97 a mil 665.35. En el ámbito urbano se presentó un incremento de 1.3 por ciento, al pasar de tres mil 227.79 a tres mil 270.86.

El Coneval resaltó que en el segundo trimestre de 2022, el ingreso laboral per cápita real en zonas urbanas fue aproximadamente 2.0 veces al de las zonas rurales.

La inflación general anual promedio del segundo trimestre de 2022 se ubicó en 7.8 por ciento, esta fue 0.5 puntos porcentuales superior a la del primer trimestre de 2022 (7.3 por ciento) y 1.8 puntos porcentuales mayor a la del segundo trimestre de 2021 (6.0 por ciento).

De manera trimestral, entre el primer y segundo trimestre de 2022, el valor monetario promedio de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) (valor monetario de la canasta alimentaria) rural y urbana aumentó 2.1 y 2.0 por ciento, respectivamente. Ambos aumentos son ligeramente superiores a la inflación trimestral promedio de este periodo (1.9 por ciento).

Por otra parte, el índice muestra que en el segundo trimestre de 2022, el ingreso laboral real promedio de la población ocupada a nivel nacional fue de seis mil 534.04 al mes. Los hombres ocupados reportaron un ingreso laboral real mensual de siete mil 124.25 y las mujeres de cinco mil 655.87. En términos relativos, en el segundo trimestre de 2022 el ingreso de los hombres ocupados fue aproximadamente 1.3 veces mayor al de las mujeres, lo que representa una proporción mayor a la del trimestre anterior (1.2 veces más).

Entre el primer trimestre de 2022 y el segundo trimestre de 2022, el ingreso laboral real para ambos grupos presentó una disminución. El ingreso laboral promedio de los hombres ocupados disminuyó en menor medida que el de las mujeres ocupadas, 0.6 y 1.9 por ciento, respectivamente.

Entre el segundo trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2022, tanto el ingreso laboral real de los hombres ocupados, así como el de las mujeres ocupadas, presentó un incremento de 2.5 y 1.7 por ciento. Lo anterior, indica que el ingreso laboral real de las mujeres tuvo menor incremento en comparación con el ingreso laboral real de los hombres (0.8 puntos porcentuales) durante este periodo.

 

Te puede interesar: Inflación aumenta a niveles no vistos desde hace 21 años 

@yoinfluyo 

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.