Pavimento mexicano hecho con llantas

“Tristemente, en México no hay cultura para el reciclado de llantas, que son uno de los artículos más contaminantes”, aseguró la ambientalista Sofía Santillán Flores.


Pavimento que se regenera


El joven Israel Antonio Briseño, ingeniero civil de la Universidad Autónoma de Coahuila (UadeC), creó un pavimento que se regenera automáticamente cuando tiene contacto con el agua y que podría ser la solución para suprimir la contaminación causada por los neumáticos.

Anualmente, mil millones de llantas se convierten en basura en todo el mundo y, de acuerdo con expertos, las llantas tienen grandes posibilidades de ser reutilizadas, pues contienen materiales como acero y elementos sumamente orgánicos.

El pavimento, denominado Paflec, es una especie de goma creada a partir de neumáticos en desuso y tiene propiedades hidrofílicas que permiten que cada vez que el agua lo toca, se autoregenere. “Cuando observé la posibilidad de usar neumáticos de goma que contaminan nuestras ciudades, decidí mejorar mi proyecto”, comentó Briseño.

Israel Antonio Briseño ganó el primer lugar en el concurso James Dyson-México, y ahora compite internacionalmente para ganar 780 mil pesos, que podrán ayudarlo a desarrollar su proyecto. Además, el estudiante indicó que utilizar su invento es más económico para las obras públicas; sin embargo, Paflec aún tendría que ser aprobado por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte para poder ser utilizado en aquéllas.

México no recicla llantas

Sofía Santillán Flores, ambientalista y activista, aseguró que las llantas pueden tardar hasta mil años en degradarse y explicó que anualmente los mexicanos desechan cerca de 32 millones de llantas. “Tristemente, en México no hay cultura para el reciclado de llantas, pese a que se trata de uno de los artículos más contaminantes”, comentó Sofía Santillán y recalcó que en países como Alemania y Francia, 60% de las llantas se reciclan.

Además, la ambientalista explicó que en México es muy común que se quemen llantas como alternativa para eliminar ese residuo; sin embargo, destacó que esa práctica es la peor opción. En México hay muchas fábricas con hornos industriales que necesitan estar prendidos las 24 horas del día y para lograrlo esa industria utiliza la quema de llantas, “el caucho es sumamente difícil de incendiar, pero una vez que empieza a quemarse, es muy difícil apagarlo”.

“La quema de llantas produce gases sumamente tóxicos y estudios demuestran que esos gases pueden causar asma, enfermedades pulmonares y, en casos extremos, cáncer”, subrayó Santillán Flores, mientras que el daño para el medio ambiente impacta directamente al aumento del efecto invernadero, pues la quema de llantas produce altas cantidades de CO2.

Sofía Santillán Flores aplaudió el invento del joven Israel Antonio Briseño y recalcó que “el país necesita más inventores que apuesten a dar soluciones a los problemas en los que nadie se fija”. Además, Santillán Flores comentó que los artesanos mexicanos también ayudan a contrarrestar el gran problema de contaminación que implican las llantas, pues hay empresas artesanales que utilizan las llantas como material principal para crear muebles reciclados con diseños únicos y creativos.

 

Te puede interesar: Colillas: veneno para el planeta 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.