20% de la matrícula de UNAM, en riesgo de abandonar sus estudios

20% de la matrícula de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) está por abandonar sus estudios o ya se dio de baja del presente ciclo escolar.


Alumnos de UNAM desertar


Debido a la crisis económica y sanitaria causada por la pandemia de COVID-19, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estima que cerca de 72 mil alumnos de licenciatura y bachillerato, lo que equivale a 20% de la matrícula, corren peligro de abandonar sus estudios. La máxima casa de estudios está por iniciar clases el próximo lunes 21 de septiembre.

Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de la UNAM, aseguró a El Universal que, 20% de la matrícula de la casa de estudios está por abandonar sus estudios o ya se dio de baja del presente ciclo escolar. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 44% de los habitantes en México tienen una computadora y 70% tiene acceso a internet.

Lomelí Vanegas, explicó que los alumnos, en especial los que viven en contextos desfavorecidos y son pertenecientes a otros estados, enfrentan una situación económica difícil, pues las familias no tienen dinero, no cuentan con el equipo de cómputo necesario y no tienen conexión a internet para asistir a clases en línea.

Puedes leer: Pandemia causa daños físicos por uso de tecnología

El representante de la UNAM, detalló que 10% de la matrícula está en riesgo de abandonar clases y ente 10% y 12% de los alumnos ya se dieron de baja para el próximo semestre y por el momento no pueden continuar con las clases. De acuerdo con Luciano Concheiro Bórquez, subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con la emergencia sanitaria se registró 10% de rezago educativo en nivel básico y 8% en nivel superior.

El 10% de los rezagados a nivel básico, representa a 2 millones 525 mil 330 alumnos de preescolar, primaria y secundaria que fueron afectados y tuvieron que abandonar las clases, y 305 mil 089 universitarios dejaron las clases, porque no podían tomarlas.

Además, Leonardo Lomelí informó que en lo que resta de este año lo más probable es que no se regrese a clases en esquema presencial pues, aunque haya semáforo verde, se tendría que evaluar de qué manera regresar a clases cuidando a todos los alumnos y personal. “Aún si hay semáforo verde, la universidad haría su evaluación y tendríamos que planear cómo usar las instalaciones y organizar la docencia para que sólo viniera un tercio de la población escolar”, comentó Leonardo Lomelí.

“Es un gran reto mantenerla unida, aunque físicamente no pueda estar congregada. Ha sido una experiencia que nos va a marcar a todos”, comentó el secretario general de la UNAM y detalló que similar a lo que sucedió con el terremoto de 1985, esta generación quedará marcada con la emergencia sanitaria por COVID-19 que golpeó a todo el mundo.

 

Te puede interesar: Escuelas públicas y privadas, marcadas por la desigualdad y el COVID-19

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.