Organizaciones y padres de familia exigen a la SEP no ideologizar libros de texto

Con el hashtag #ConMisHijosNoTeMetas, representantes de las instituciones entregaron las firmas recolectadas como un reclamo ciudadano hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador.



Educación con Rumbo, la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y Suma por la Educación A.C. entregaron 16 mil 387 firmas, recolectadas por medio de la plataforma CitizenGo, en la Secretaría de Educación Pública (SEP) con las que se posicionan en contra de la ideologización en los contenidos de libros de texto gratuitos para menores.

“El director de contenidos educativos, Marx Arriaga, y el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, en declaraciones públicas señalaron que los libros serían adecuados conforme a su visión particular, incluyendo contenidos espirituales”, aseguraron las instituciones, exigiendo que los libros de texto estén libres de todo tipo de ideología.

Francisco Javier Landero, presidente de Suma por la Educación A.C., aseguró que la ideologización y contenidos no adecuados no han cesado y se han visto particularmente en libros de Ciencias Naturales, Historia y Español, por lo que “es necesario dar seguimiento a los recursos legales interpuestos y visibilizar mediáticamente la recolección de firmas impulsada por Educación con Rumbo”.

Anteriormente, las instituciones obtuvieron un amparo en el Juzgado Noveno de Distrito en Materia Administrativa para que la autoridad analice la constitucionalidad del contenido de los libros de texto gratuitos, con el objetivo de asegurar que “la educación no contenga ningún sesgo ideológico y atienda a la realidad”.

“Por primera vez, la autoridad judicial atenderá el reclamo de los ciudadanos en este sentido y revisará que el contenido de los libros de textos se haga con apego a lo establecido en la Constitución, sin ideologías, sin visiones políticas o históricas particulares”, recalcó Francisco Javier Landero.

En el manifiesto que las organizaciones y padres de familia entregaron a la SEP se podía leer lo siguiente: “Dejen a mis hijos en paz. Padres de familia y educadores hemos tomado medidas legales para exigir al gobierno federal que deje de manipular la conciencia de nuestros hijos y deje de violar nuestro derecho fundamental de educarlos de acuerdo a las convicciones de cada familia. Nuestros hijos no son propiedad del gobierno”.

Educación de calidad, con criterios y sin ideologías

Por su parte, Luis Arturo Solís Bravo, presidente de la UNPF, informó que la dirección encargada de materiales educativos de la SEP impuso un proceso “apresurado, opaco y sin el menor rigor educativo” para un rediseño exprés de 18 de los 30 libros de texto, de los grados de tercero a sexto de primaria, en las asignaturas de Español, Historia, Ciencias Naturales y Geografía.

Para el rediseño de los libros no se contrató a autores especializados, en su lugar, 365 personas se encargaron de replantear el contenido de los libros en 50 días y sólo dos libros (Español para tercero y cuarto de primaria) estuvieron listos. “Ni los padres de familia, pedagogos y maestros fueron tomados en cuenta para el rediseño de los libros de texto”, comentó.

Puntualmente, el presidente de la UNPF llamó a las autoridades a parar la situación y entre todas las organizaciones y padres de familia exigieron educación de calidad para los niños, no “ocurrencias ni contenidos ideológicos”, pues la educación debe tener criterios y principios científicos, libres de ideologías y encaminados al aprendizaje, ya que solo así se forman “ciudadanos responsables, participativos y libres”.

 

Te puede interesar: Sí por México va por un gobierno de coalición en 2024

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.