Pandemia causó en México un rezago educativo de dos años: IMCO

En el país, la discusión del regreso a clases no ha tenido la urgencia y profundidad que merecen los planes de clases presenciales.



De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, la pandemia de COVID-19 causó en México un rezago equivalente a dos años de escolaridad. Antes de la pandemia los estudiantes alcanzaban en promedio de aprendizaje correspondiente a 3° de secundaria. Hoy su conocimiento llegará al equivalente de 1° de secundaria.

Otro dato indica que por lo menos 628 mil jóvenes entre 6 y 17 años del país interrumpieron sus estudios debido a la crisis económica derivada de la pandemia, según cálculo del Banco Interamericano de Desarrollo. Una disminución de esta magnitud significa un retroceso de 13 años en el nivel de asistencia escolar.

A nivel país, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que en los próximos 80 años este fenómeno le podría costar a México un monto acumulado de hasta 136 por ciento del PIB de 2019. Esto implicaría que nuestro país dejaría de producir hasta 1.7 por ciento del PIB cada año o un monto similar al gasto total ejercido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en 2019.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) analizó el impacto educativo de la pandemia con base en la evidencia disponible sobre los efectos de las clases a distancia y sus consecuencias en la asistencia y el aprendizaje escolar.

Entre las principales razones de los estudiantes de no concluir su ciclo escolar 2019-2020, cuando el motivo principal fue relacionado a la pandemia son: 28.8 por ciento perdió el contacto con sus maestros o no pudo hacer las tareas; 22.4 por ciento mencionó que alguien de su familia se quedó sin trabajo o se redujeron sus ingresos; 17.7 por ciento carece de computadora, otros dispositivos o de conexión a internet; 15.4 por ciento considera que las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje; 14.6 por ciento de los padres o tutores no pudo estar al pendiente de sus hijos.

En México, la discusión del regreso a clases no ha tenido la urgencia y profundidad que merecen los planes de regreso a clases. Para el instituto, atender la crisis educativa debe ser una prioridad en los próximos meses para que las generaciones de talento logren mejores oportunidades de empleo al concluir su educación y contribuyan a la competitividad de México a pesar de la pandemia.

Ante este panorama, el IMCO propone generar y publicar datos sobre el abandono escolar, la pérdida de aprendizaje y el bienestar de los alumnos tras la pandemia.

Así como aprovechar las atribuciones en educación que tienen los estados de la República para diseñar e implementar acciones locales para reincorporar a los alumnos y compensar el rezago académico, por ejemplo, a través de los programas de tutorías.


Te puede interesar: La ANPEC convoca a salir a votar este 6 de junio

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.