Regreso a clases presenciales podría costar $5,375 por alumno: ANPEC

Para el regreso a clases presenciales será indispensable que los estudiantes tengan un dispositivo personal para conectarse, ya sea celular o tablet, y contar con datos móviles.



Ante el regreso a clases presenciales, los gastos que podrían hacer las familias por estudiantes serán de hasta cinco mil 375 pesos por hijo que esté cursando la educación básica, indicó un estudio de mercado de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La educación en época pos-COVID-19 será híbrida, lo que significa con una parte presencial y complementada de manera virtual, a fin de garantizar la mayor prevención posible en las aulas; sin embargo, los gastos para los padres se estarán disparando alrededor de cinco mil 375 pesos por alumno, que incluye útiles: mil 050 pesos; mochila, 500 pesos; uniforme, dos mil 010 pesos; calzado escolar, mil pesos; fotos y certificado médico, 180 pesos y kit de material sanitizante, 335 pesos, lo anterior sin contar dispositivos electrónicos y las cuotas escolares que ascienden a 300 pesos.

Para el regreso a clases será indispensable que los estudiantes cuenten con un dispositivo personal para conectarse, ya sea celular o tablet, así como un servicio de conectividad permanente de datos.

El gasto por alumnos sería de tres mil 500 pesos a nueve mil 500 pesos según el dispositivo que se adquiera, ya sea un iPad o tablet; y de tres mil 700 a siete mil 200 pesos por algún smartphone y por el servicio de conectividad permanente desde 350 hasta 900 pesos, según el plan de datos que se elija.

El riesgo de contagio y su rebrote es una amenaza constante, por lo que los horarios escalonados de entrada, la presencialidad escolar a no más de un 30 por ciento con un 70 por ciento virtual, cubrebocas obligatorio, sana distancia, sanitización del entorno escolar, entre otras medidas, forman el modelo híbrido de regreso a clases del ciclo escolar 2020-2021.

“Si bien hemos protegido todo este tiempo a nuestros niños, lo más valioso de nuestra sociedad, no debemos ponerlos en riesgo por aparentar una indebida normalidad con el regreso a clases. No debemos bajar la guardia y extremar el máximo de cuidados en este paso hacia una nueva normalidad. Debemos estar por encima de cualquier ambición o frivolidad política, los estudiantes y los docentes son clave para el futuro del país”, dijo Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

También mencionó que la variante hoy es el impacto económico que el COVID-19 ha causado a la economía familiar, que no ha sido nada menor, antes, al contrario, 10 millones más de pobres en el país, más del 64 por ciento de los hogares que no les alcanza para comprar los productos de la canasta básica, miles de empleos perdidos que no se han logrado recuperar y una reactivación económica “titilante”.


Te puede interesar: El 69.3% de los padres de familia se opone al regreso a clases presenciales

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.