México tiene un sector de salud fragmentado

El gasto que ha hecho México en salud ha sido insuficiente y no se tiene la claridad sobre cómo serán las reglas del INSABI, no se puede determinar si será sostenible ni cómo se generará el financiamiento.


Sector salud


La manera en que México está respondiendo a la pandemia por COVID-19 muestra que tenemos un sistema de salud fragmentado, esta emergencia sanitaria debe servir para alentar una discusión sobre la forma en la que se atenderá a la población mexicana en el futuro de este sector, señaló César Velázquez, académico del Departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana (Ibero).

Al participar en el webinar: “Estrategias de política en salud ante la pandemia y su impacto económico”, el investigador dijo que el Programa Sectorial de Salud carece de elementos necesarios para saber hacia dónde van las cosas en el país en materia de salud.

Por su parte, Luis Adrián Ortiz Blas, economista de la salud, se remontó al 28 de febrero de este año cuando se tuvo el primer caso de COVID-19 en México y sobre la situación del sistema de salud en ese momento, en el que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró cambios en su estructura con los delegados.

Ortiz Blas señaló que en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) mandos superiores y medios dejaron de tener seguro de gastos médicos mayores, lo que aumentó la demanda del sector; mientras que el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) no tenía un reglamento ni un estatuto claro.

La economista en salud añadió que el gasto que ha hecho México en salud ha sido insuficiente y hasta que no se tenga la claridad sobre cómo serán las reglas del INSABI, no se puede determinar si será sostenible ni cómo se generará el financiamiento.

En ese sentido, mencionó la importancia que tiene la medicina preventiva, porque si no se realiza todo un plan para prevenir enfermedades crónico-degenerativas ningún recurso alcanzará para atenderlas. Por lo que, dijo, el reto de armar un nuevo esquema de arquitectura financiera como el que tenía del Seguro Popular es mucho mayor.

Desaparición del Seguro Popular

Gabriela Luna, también académica del Departamento de Economía de la Ibero, explicó que lo más grave que ha ocurrido durante la pandemia fue la desaparición del Seguro Popular, porque las personas que no cuentan con algún tipo de servicio de salud viven en la total desprotección.

Añadió que junto con la pandemia y la falta del Seguro Popular vino la incertidumbre por el INSABI, ya que no sabemos cómo será la distribución de medicamentos ni el esquema de priorización en la atención de enfermedades.

La académica habló de la importancia de contar con un sistema que tenga capacidad de respuesta para atender las diversas demandas ordinarias por servicios de salud, así como tener la certidumbre de poder, en paralelo, responder a demandas emergentes o coyunturales.

 

Te puede interesar: ASF detectó anomalías por 2 mil 663 mdp en la Secretaría de Salud

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.