Carta a un trasplantado

En el país hay 21 800 personas en lista de espera para trasplante de algún órgano y, mientras el tiempo pasa, sus oportunidades de vida se van debilitando.


Día Mundial de los Trasplantados


La donación de órganos es una demostración de que después de la muerte existe la vida, pues al decidir donar tus órganos o los de un ser querido le das la oportunidad a alguien más para vivir y luchar por sus sueños.

El dolor que causa la muerte de un hijo es inexplicable, pues no hay nada más importante para quienes le dieron la vida que su bienestar. Pero cuando un padre decide donar los órganos de su hijo toma la decisión más difícil y admirable de su vida, pues esta acción salvará la vida de otra persona.

“Pensaba con el corazón y amaba con la mente”, así describe una madre a su hijo fallecido en una carta dirigida a la persona que recibirá su corazón. En el escrito la mujer expresa sus buenos deseos y la ilusión que tiene de que esta persona cumpla los sueños que su hijo no pudo.

 

Recuerda que al donar órganos no solamente salvas la vida de quien lo recibe, también devuelves paz y esperanza a sus seres queridos. Una persona puede donar a más de ocho personas, pues córneas, corazón, riñones, huesos, piel, hígado y páncreas son órganos autorizados para su donación.

Las personas que se encuentran en lista de espera para recibir un órgano o tejido han tenido que abandonar su autonomía, pues una enfermedad requiere de tiempo, recursos materiales, económicos y humanos. Además a nivel familiar las enfermedades y padecimientos fracturan las relaciones, causando en muchos casos su separación.

El artículo 321 de la Ley General de Salud establece que la donación en materia de órganos y tejidos, células y cadáveres debe ser consentida por la persona para que, en vida o luego de su muerte, cualquier parte de su cuerpo o el cuerpo en su totalidad sean utilizados para trasplantes.

Sin embargo, si la persona muere sin ser donador voluntario, se aplica el artículo 324 de la Ley General de Salud, que permite que, en caso de muerte inesperada, miembros de la familia puedan autorizar la donación de los órganos del fallecido.

El Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) aseguró que en México 21 800 personas requieren de una donación y se encuentran en lista de espera, sin embargo, durante 2018 sólo se lograron 7 583 donaciones, lo que no representa ni la mitad de las 20 200 personas que necesitaban un trasplante.

De acuerdo con Cenatra, en México la cultura de donación y trasplantes está rezagada pues no sólo hacen falta donadores, también cirujanos y especialistas que sepan realizar los complejos métodos que exigen trasplantes como el de corazón.

En el marco del Día Mundial del Trasplantado, establecido el 6 de junio por la Organización Mundial de la Salud (OMS), decide volverte donador y piensa en que el legado más importante podría ser salvar una vida.

 

Te puede interesar: ¡Dona vida, dona amor! 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.