Mexicanos desarrollan tecnología para atender padecimientos en la columna vertebral

Datos recabados por la UNAM indican que en México, cerca del 10 por ciento de la población padece de alguna enfermedad o síndrome reumático.



Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron un sistema para monitorear padecimientos reumáticos en la columna vertebral, pues actualmente no existen equipos específicos que puedan cumplir con la función y los aparatos similares que podrían utilizarse, pues carecen de validación, son limitados y costosos.

Datos recabados por la UNAM indican que en México, cerca del 10 por ciento de la población padece de alguna enfermedad o síndrome reumático. “Para su atención es fundamental la evaluación temprana y exhaustiva de movilidad; sin embargo, los métodos clínicos actuales de evaluación son rudimentarios y poco fiables”, indicó la UNAM.

Ante la situación, científicos del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT) de la UNAM desarrollaron un sistema de sensores similares a los utilizados en aplicaciones de celulares, navegación con drones y deportes, con el fin de crear una herramienta para el diagnóstico de personas con esos padecimientos.

Miguel Ángel Padilla Castañeda, Adriana Martínez Hernández y Juan Salvador Pérez Lomelí son los titulares del proyecto, quienes precisaron que el programa es el único en el mundo, pues cuenta con 16 sensores que son colocados a lo largo de la columna vertebral del paciente, monitoreando sus movimientos con libertad.

Los sensores pueden ser utilizados en diversas partes del cuerpo, como en los pies, manos, espalda y otras articulaciones, y se comunicarán de forma inalámbrica con la computadora por medio de una unidad de control, lo que permitirá mayor movilidad y libertad al evaluar a los pacientes quienes, con frecuencia y debido al padecimiento, presentan movimiento disminuido.

Uno de los beneficios del proyecto es su accesibilidad, pues existen otros equipos que revisan con cámaras el movimiento de la persona, pero el inconveniente es su alto precio, además de que requieren que el paciente acuda a instalaciones especializadas y exclusivas para ese tipo de sistemas, lo que no es viable para muchos mexicanos.

“Con la propuesta universitaria se espera apoyar a los médicos para efectuar una evaluación exhaustiva y, de esta manera, que los padecimientos sean detectados en menos tiempo y se realice un seguimiento detallado que contribuya a que las personas tengan mejor calidad de vida”, aseguró la máxima casa de estudios.

Finalmente, los especialistas detallaron que se siguen haciendo las últimas pruebas de los sensores directamente en contacto con la piel y se analizan diversos tipos de silicones o pegamentos, ya que “el reto es que sea ergonómicamente adaptable y funcionalmente aplicable” al cuerpo humano.


Te puede interesar: Nueva tarjeta del Inapam, conoce cómo tramitarla

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.