La inseguridad en México, incontrolable

México enfrenta una situación de seguridad en deterioro y continúa experimentando niveles sin precedentes de violencia criminal y relacionada con las drogas.


Crecen delitos


De no incrementarse el presupuesto en seguridad pública y carecer de una estrategia efectiva para combatir la delincuencia en el país, 2020 puede superar el nivel de inseguridad de 2019 considerado el más violento en la historia, advirtió Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

Al presentar el reporte sobre delitos de alto impacto correspondiente al mes de diciembre de 2019, destacó que si bien ahora existen menos carpetas de investigación sobre diversos delitos, esto no significa que haya menos víctimas, “crecer poco es seguir creciendo, tenemos por lo menos 1.7 por ciento más víctimas en 2019 en comparación con lo reportado en 2018” y la situación sigue empeorando, destacó.

Francisco Rivas aseguró que “por más que la autoridad federal insista en que los delitos van bajando o es un tema de los enemigos de su gobierno, la verdad es que la violencia está desatada” y aunque es una situación que la sociedad civil ha denunciado también en otras administraciones la diferencia “es que este gobierno cierra las puertas a las víctimas”.

Subrayó que “los delitos ocurren no por un modelo económico, ni por los temas de los que ha hablado el presidente, existen porque tenemos una impunidad enorme, y no podemos disminuirla si el sistema penitenciario está colapsado y en el autogobierno. ¿De qué nos sirve meter a la cárcel a alguien si desde ahí delinque, de qué nos sirve meter a la cárcel si nos siguen extorcionando, si siguen dirigiendo bandas de narcomenudeo si dejan entrar a sicarios o salir con facilidad de los penales?”.

Para dar pasos certeros y avanzar en materia de seguridad el director del ONC señaló que primero se requiere recuperar el sistema penitenciario para generar la reinserción social de quienes están en las cárceles, luego se debe trabajar en una procuración de justicia, porque de nada sirve detener a alguien si luego no puedo investigarlo, si a los Ministerios Públicos les piden tener 250 o 300 casos que evidentemente no tienen la capacidad de indagar.

También lee: Falta interés para resolver desapariciones

Como en otras ocasiones, Rivas insistió en que el Estado debe invertir más en seguridad y calificó como una simulación y un ridículo el porcentaje destinado a este rubro que es de sólo 1 por ciento. Para lograr mejores resultados consideró que es necesario incrementar por lo menos 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), un crecimiento del más del 200 por ciento.

Asimismo, resaltó que el presupuesto debe destinarse no sólo al Ejército, como se aprobó este año, sino otorgarlo a la FGR (a la cual este año se le recortaron mil 500 millones de pesos) a los estados y municipios a los cuales están dejando sin la capacidad para operar, además se requieren más Ministerios Públicos, policías, peritos y más gente capacitada en supervisión, “sino no vamos a avanzar en esto es una simulación”.

Datos alarmantes

Según datos oficiales, 2019 es considerado el año más violento toda vez que se registraron más de 31 mil homicidios en todo el país durante los últimos 12 meses, así como más de 60 mil personas desaparecidas desde 2006 a la fecha.

El Proyecto de Datos de Eventos y Ubicación de Conflictos Armados (ACLED por sus siglas en inglés) publicó un informe titulado “Diez conflictos para preocuparse en 2020” en el que dedica un apartado especial a México en el que destaca que el país “se enfrenta a un mercado criminal cada vez más complejo, fragmentado y multipolar y es poco probable que se resuelva estos problemas estructurales a corto plazo, lo que aumenta la posibilidad de un conflicto intensificado en el nuevo año. Se espera que, en 2020, la brutal violencia cotidiana continúe sin cesar, y las tasas de homicidios volverán a batir récords”.

Asimismo, considera que existe un alto riesgo de que el "mercado criminal" del cartel se convierta en insurgencia. Además, menciona que en las tensiones intraorganizacionales, existe una creciente diversificación en la delincuencia callejera violenta que afecta a los civiles a diario, lo que plantea un gran desafío para la seguridad pública.

México enfrenta una situación de seguridad en deterioro y continúa experimentando niveles sin precedentes de violencia criminal y relacionada con las drogas, subrayó.

La ACLED indicó que además de los altos niveles de impunidad en el país, las fuerzas de seguridad no están capacitadas y en general existe debilidad de las instituciones públicas en este rubro, pero también considera que la escalada de violencia puede atribuirse en parte a la fragmentación de los carteles causada por las campañas policiales dirigidas principalmente a sus líderes.

 

Te puede interesar: Nulo avance en seguridad: Coparmex

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.