Baja el índice delictivo, pese a la percepción

Este 22 de octubre, el Semáforo Delictivo dio su informe trimestral sobre logros de seguridad e incidencia delictiva en el país; en un momento en el cual la percepción de inseguridad aumentó después de los actos de violencia ocurridos en Sinaloa.


Semáforo Delictivo


Según el Semáforo Delictivo, de enero a septiembre de este año aumentó la tasa nacional en los delitos de extorsión, 35%; narcomenudeo, 22%; feminicidio, 14%; violación, 11%; secuestro, 7%; violencia familiar, 9%; robo a negocio, 7%; lesión, 5%, y homicidio, 1%. En contraparte, disminuyeron los índices de robo de vehículos, en 12%, y robo a casa habitación, en 1%.

Santiago Roel, fundador y director del Semáforo Delictivo Nacional, explica que en algunos estados ha mejorado la tasa de delitos como secuestro, el cual, asegura, tiene una tendencia a la baja, como se puede ver por ejemplo en Tamaulipas, donde aparecía en rojo y ahora está en amarillo. Si bien a nivel nacional el índice de secuestros ha bajado en 21%; hay una tendencia a la alza en estados como Guerrero, Morelos, México, Ciudad de México y Puebla, donde el semáforo está en rojo, y Michoacán, donde Morelia llegó a doble rojo.

Te podría interesar: Sólo denuncian 64 de cada mil 

Según el Semáforo Delictivo, de julio a septiembre de este año, los estados que están en doble rojo son: Veracruz, con 2.7 secuestros por cada 100 mil habitantes; Zacatecas, con 2.1; Morelos, con 2; Colima, con 1.6, y Ciudad de México, con 1.5; mientras que en rojo están Tabasco, Puebla y Guerrero, con 1 secuestro por cada 100 mil habitantes. Por otro lado, los estados de Quintana Roo y México están dentro de la media nacional, que es de 0.8.

Roel asegura que a pesar de que 10 entidades del país se encuentran en rojo, las Unidades Antisecuestro han dado resultado. Ejemplos de ello son Baja California, Guanajuato, Jalisco, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Sinaloa, Nuevo León y Sonora, estados en los que el semáforo se encuentra en verde.

En el delito de extorsión, son 13 las entidades que están en rojo; las peor calificadas son Baja California sur con 17.5, Zacatecas con 13.9, Quintana Roo con 10.4 y Querétaro con 9.5, mientras que en contraste, Michoacán reporta 0 por cada 100 mil habitantes.

El director del Semáforo Delictivo explica que delitos como extorsión incluyen la efectuada por la vía telefónica y el llamado “cobro de piso” a los comercios locales. En este sentido, destacó como sorprendente que estados históricamente considerados como la base operativa del crimen organizado, aparezcan en verde en cuanto a la extorsión, como ocurre con Michoacán, Sinaloa, Chihuahua y Oaxaca.

En cuanto a homicidios, Colima es la entidad más afectada, con un promedio de 57.8 crímenes durante el tercer trimestre del año, por cada 100 mil habitantes. Le siguen Baja California, con 49.4 y Chihuahua, con 38.4. Al respecto, Santiago Roel, asegura que las autoridades han estado trabajando para reducir esos índices, y así, a pesar de ser la peor calificada, Baja California redujo su índice delictivo en 3% en comparación a los dos primeros trimestres. También Baja California Sur logró reducir su tasa de homicidio, que bajó en 60%; Nayarit la disminuyó en 56%, Yucatán en 47%, Guerrero en 29% y Tamaulipas en 27%.

En el caso de Sinaloa, Santiago Roel asegura que en esa entidad han mejorado los niveles de protección y se han reducido los índices delictivos; por ejemplo, según se registra en el Semáforo Delictivo, la incidencia de homicidios se redujo en 20%, para colocar a la entidad hoy en el lugar 11 entre las más peligrosas, con 17.8 homicidios registrados en el tercer trimestre del año por cada 100 mil personas. En cuanto al secuestro, se posicionó en el lugar 24, con 0.2 durante el periodo del último informe; en extorsión se ubicó en el lugar 25, con 0.8; en narcomenudeo ocupa el lugar 21, con 14 detenidos en el mismo periodo de tiempo, y en robo de vehículos está en el 16, con 93 denuncias de julio a septiembre.

Santiago Roel asegura que los hechos violentos en Sinaloa, el pasado jueves, se deben a una falta de efectividad y no se debe de culpar al gobierno local, pues se ha reducido la incidencia de delitos como lo muestran las estadísticas del Semáforo Delictivo. Según esos datos, Sinaloa se mantuvo en verde durante todo el año y el índice de homicidios se redujo en 31% respecto a la media histórica de la entidad, y en extorsión también se mantuvo en verde con una disminución de hasta 43% en comparación con el año pasado.

 

Te puede interesar: Crece violencia; la autoridad no reacciona 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.