Protestas contra la detención de un sacerdote

Fue detenido Francisco Javier Ávalos, sacerdote de la parroquia Cristo Salvador ubicada en la alcaldía Tlalpan; “es perseguido por declaraciones que cuestionan al gobierno”, aseguran pobladores.


Parroquia Cristo Salvador


El sacerdote de la parroquia de Cristo Salvador fue detenido el pasado 19 de junio en relación con la desaparición y el asesinato de Leonardo Avendaño, estudiante de maestría en la Universidad Internacional.

Ante los hechos, la arquidiócesis primada de México expresó su profunda preocupación y aseguró que estará muy al pendiente a los avances de la investigación correspondiente.

“Al igual que la sociedad, la Iglesia Católica de la Ciudad de México espera y confía en que el trabajo de las autoridades encargadas de la investigación y de la procuración de justicia sea eficaz, riguroso, apegado estrictamente a derecho y respetuoso de las garantías y derechos humanos de las víctimas, sus familias y quienes eventualmente sean imputados de alguna presunta responsabilidad”, se lee en el comunicado de prensa fechado el 19 de junio.

De igual forma da Arquidiócesis Primada de México reiteró su plena disposición para aportar toda información que la procuraduría requiera para los avances de la investigación.

(Imagen)

Hay que recordar que el sacerdote imputado por las autoridades ofició la misa de cuerpo presente de Leonardo Avendaño en la parroquia Cristo Salvador y, concluido el acto religioso, hizo un llamado ante los medios de comunicación a las autoridades a aclarar éste y otros crímenes, dejando en entredicho el actuar de las autoridades.

“Esta comunidad está muy conmovida porque son cosas que se van haciendo cotidianas, no sólo aquí en la comunidad de esta parroquia, sino en toda la colonia, porque a cada rato escuchamos que hay asaltos, secuestros, robos y se ha ido intensificando, no sólo son los dos estudiantes que ahora se promueven en la televisión”, señaló el presbítero.

A causa de la detención, esta mañana más de 200 feligreses se reunieron en la parroquia para expresar su inconformidad y asegurar que los medios de comunicación han difundido información falsa. Recordaron que el párroco tiene más de 15 años en la parroquia y jamás ha habido alguna queja por su conducta. Por esa razón, señalaron que existe una persecución contra el sacerdote a causa de sus declaraciones.

La detención se hizo la noche del miércoles, después de que la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia capitalina declarara al sacerdote principal sospechoso del asesinato de Leonardo.

 

Te puede interesar: Pentecostés: la fiesta de la renovación

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.