Los medios católicos, a prueba

“El mensajero cristiano vive la osadía de trasmitir un mensaje que es más grande que él, que le ha sido confiado”, padre José-Román Flecha en la conferencia “Valores éticos en la comunicación”.


Comunicadores católicos


La subjetividad, la falta de ética, las tendencias y las influencias son los grandes retos que afrontan los medios de comunicación, de acuerdo con lo expuesto por el padre José-Román Flecha de la Diócesis de León, España, en la ponencia magistral “Valores éticos en la comunicación”.

“Nuestros grandes desafíos: –no– dejarnos llevar por la mayoría. Es preciso a nadar en contracorriente”, apuntó el sacerdote español en SIGNIS México, Capítulo Guadalajara.

Desde el Auditorio de Valora, Conciencia en los Medios, A.C. en la capital jalisciense, el presbítero.

Flecha, agregó que, la actitud de algunas personas es actuar como la mayoría ante el miedo de quedarse solos por pensar diferente: “…el hombre de hoy tiene más miedo a la soledad que al error. Con tal de no estar solo, es capaz de casarse con cualquier falsedad, con cualquier error, con cualquier mentira”, lamentó. Flecha también refirió que, a pesar de los avances en las tecnologías de la información y la comunicación, en el proceso ético los medios de comunicación se han estancado, por ello recordó al papa Pablo VI quien exponía: “Es preciso luchar por la objetividad del bien; es preciso amar la verdad”.

Otro de los problemas más graves de la comunicación que identificó el también licenciado en Teología por la Universidad Gregoriana de Roma, fue la “subjetivización” tanto del transmisor como del receptor.

“[Las] dificultades para la comunicación son, sobre todo, la subjetivización de los mensajes y la objetivización sociológica de los mismos, [es decir], lo políticamente correcto: hay que transmitir lo que está determinado por las mayorías”, expresó el sacerdote Flecha.

“La verdad se ha convertido en un terreno a disposición de quienes la manejan”, agregó.

El padre José-Román Flecha, también consideró que otra de las dificultades que se presentan en los medios de comunicación católicos es la dependencia del patrocinio, la cual determina la línea editorial.

Detalló que, los medios que dependen de la Iglesia, tienen miedo a ofender a los altos jerarcas; mientras que los que dependen del pueblo de Dios, deben adaptarse a los temas de novedad, ya que el público de este tipo “son amigos de la novedad”.

Sin embargo, Flecha recordó a los comunicadores católicos que su misión es transmitir “la humanización de Dios y la divinización del humano; tienen que ayudar a comunicar la humanidad de Dios: Dios es cercano, Dios está junto a ti, Dios te ama”.

Asimismo, recomendó que, a pesar de que a veces las personas no escuchen el mensaje que les fue encomendado difundir, continúen con su labor comunicativa.

Ante una la pregunta sobre si el comunicador católico debe ser políticamente correcto, el sacerdote español recordó la labor de algunos santos y mártires que en su tiempo que, a pesar de las prohibiciones y amenazas por predicar el Evangelio, ellos continuaron difundiendo la Buena Nueva.

 

Te puede interesar: Comunicadores por la protección del ambiente 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.