Jornada de Oración por la Paz, ante la barbarie de violencia que vive México

Cifras recientes del SESNSP arrojaron que en lo que va del sexenio de López Obrador se han contabilizado 121 mil 655 asesinatos y en promedio suceden dos mil 896 al mes.


 


Ante la “barbarie de violencia”, los asesinatos y la impunidad que se vive en México y que ha dejado a miles de víctimas, entre ellas muchos sacerdotes, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Confederación de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Compañía de Jesús han convocado a una Jornada de Oración por la Paz.

Cifras recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojaron que en lo que va del sexenio de López Obrador se han contabilizado 121 mil 655 asesinatos y en promedio suceden dos mil 896 al mes. Además, se registran siete asesinatos de padres en tres años de gobierno del presidente.

A la ola de violencia contra la iglesia, se suma la golpiza de la que fue víctima el 03 de julio el padre Mateo Calvillo Paz, de la arquidiócesis de Morelia, Michoacán, quien afirmó que fue agredido en su automóvil por un sicario en un ataque profesional. A días del ataque, autoridades no han dado respuestas del responsable del crimen.

“Los asesinatos y desapariciones que diariamente se cometen en el país son un llamado de Dios a unirnos para pedir por la paz”, indicó la Iglesia católica y detalló que la sangre que se ha derramado en el país es la sangre de Jesús que cae en la tierra y la hace fértil para emprender un camino por la paz.

La CEM convocó a los mexicanos a trabajar en cuatro acciones:

Primero, ofrecer todas las misas del próximo 10 de julio a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas asesinados en el país y brindar “la intención de la eucaristía por su vida, para que su dolor nos acompañe en este camino por la paz”. Se invitó a colocar las fotografías de los hombres y mujeres que han dado la vida por el pueblo de Dios.

La segunda acción es una petición para que durante todo julio se celebren misas u oraciones comunitarias en lugares significativos, donde ha habido desapariciones o se han perpetuado asesinatos violentos. “Ahí existe una herida que sanar y ahí está la fuerza que necesita el país para construir la paz”.

“En las eucaristías del día 31 de julio, pidamos por los victimarios, oremos por sus vidas y la conversión de sus corazones, tendamos la mano para recibirlos con el corazón arrepentido a la casa de Dios”, es la tercera acción expedida por la Iglesia católica y diferentes instituciones eclesiásticas.

Y finalmente, como cuarto punto, se pidió a cada Diócesis, Congregación Religiosa o Parroquia que se definan acciones para abonar a la unión del pueblo mexicano al camino de paz, las actividades pueden ser horas santas, profesiones por la paz y mensajes al pueblo de Dios.

“Necesitamos historias de esperanza, imágenes donde veamos a la comunidad orando y pidiendo por la paz”, aseguraron las instituciones católicas y recalcaron que hoy, mañana y siempre aportarán por el diálogo para construir un camino de justicia y reconciliación y superar este problema, atendiéndolo desde la raíz.

También se publicó una oración por la paz.


Te puede interesar: Asesinato de sacerdotes se da en un entorno de muerte y crimen en el país

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.