Basílica de Guadalupe, el turismo religioso también ha sido afectado

Este año se han cancelado 2 mil peregrinaciones, de las 2 mil 300 que recibía la Basílica de Guadalupe al año, lo que equivale a 86 por ciento de las visitas.


Turismo a la Basílica afectado por COVID


“No tengo clientela y los precios de todos los productos están altísimos… diario me levanto a las seis de la mañana para limpiar mi negocio y prepararlo para los clientes, pero no llegan”, comentó Jimena Soto, dueña de una tienda de abarrotes ubicada a unos pasos de la Basílica de Guadalupe, uno de los sitios más atractivos de Ciudad de México, pero que con la pandemia ha cerrado sus puertas.

La Basílica de Guadalupe, ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero, se ha posicionado como el segundo centro religioso con mayores visitas en el mundo, recibiendo anualmente a más de 18 millones de visitantes. Además, datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), el 12 de diciembre Día de la Virgen de Guadalupe, los visitantes generan una derrama económica de 10 mil 200 millones de pesos en Ciudad de México.

Sin embargo, aunque el templo se encuentra abierto, el número de personas que pueden ingresar es reducido y es uno más de los sitios que se han visto afectados por la pandemia de COVID-19, ya que en meses no ha recibido ni siquiera la tercera parte de los visitantes que solían acudir a la Basílica antes de la crisis sanitaria. La situación ha golpeado a las decenas de negocios que se ubican en sus alrededores, que en su mayoría son de venta de artículos religiosos, tiendas de abarrotes y negocios de comida.

Tal es el caso de Jimena Soto, quien desde hace años, tiene una tienda de abarrotes que se ha consolidado como el negocio familiar y cada año surtía de provisiones de todo tipo de visitantes en sus viajes para conocer la casa de la Virgen de Guadalupe. “Este año la venta ha sido muy escasa, el COVID-19 nos pegó durísimo y aunque al día tengo algunas ventas, no es para nada parecido a otras épocas”, recalcó Soto y explicó que, por suerte vecinos, y personas que trabajan en la zona, han seguido haciendo compras en su negocio.

“Los precios de todos los productos han subido mucho, hemos podido mantener la tienda con ahorros que teníamos, pero sin peregrinaciones ni visitas es muy difícil mantenernos”, explicó Jimena, quien tiene dos hijos, uno que cursa secundaria y otra que ingresó a universidad. Detalló que para ellos es incierto cuándo se normalizarán las cosas y seguir invirtiendo sus ahorros en la compra de productos, puede que ocasione que decidan abandonar el negocio de los abarrotes.

Según la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), 33 productos de la canasta básica, cerraron septiembre con un aumento promedio de 25 por ciento, entre esos productos se encuentra el chocolate en polvo, la azúcar, el frijol, las lentejas, el café soluble, entre otros alimentos. “El 2020 lo cerraremos con una tendencia al alza de los precios de los productos de consumo obligatorio de la canasta básica”, indicó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza.

2 mil peregrinaciones canceladas y en duda el 12 de diciembre

Durante años, las peregrinaciones a la Basílica de Guadalupe se han vuelto una tradición y millones van al templo más importante de México y América Latina a pedir milagros y agradecer la vida, salud, estabilidad o lo que tienen; sin embargo, de acuerdo con José Jiménez Monreal, coordinador de peregrinaciones de la Basílica de Guadalupe, este año se han cancelado 2 mil peregrinaciones, de las 2 mil 300 que se reciben al año, lo que equivale a 86 por ciento de las visitas.

Además, Jiménez Monreal indicó que las tradicionales “Mañanitas a la Virgen de Guadalupe”, que se celebran en la madrugada del 12 de diciembre, corren el riesgo de ser canceladas. El 12 de diciembre de 2019, el coordinador de Protección Civil, David León Romero, informó que alrededor de 9.8 millones de peregrinos acudieron a la Basílica de Guadalupe, de ellos 280 mil se hospedaron en albergues y se reportaron 5 mil casas de campaña instaladas a los alrededores del templo.

“Los peregrinos nos están pidiendo venir, nos dicen que ellos tienen su promesa de estar en la Basílica, pero les decimos que primero está la salud y que, primero Dios, en 2021 la Virgen estará aquí esperándolos”, explicó José Jiménez Monreal, coordinador de peregrinaciones de la Basílica de Guadalupe, en entrevista con El Heraldo de México y aseguró que siguen en espera de lo que autoridades indiquen para la peregrinación de este año.

 

Te puede interesar: Música con causa, por las familias mexicanas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.