Mipymes celebran su día en el desamparo

Las mipymes en tienen un día de festejo en el calendario, el 27 de junio, y a pesar de ser las que más empleos generan, así como bienes y servicios en beneficio de la sociedad su existencia no es nada fácil.


pequeñas empresas


Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) son fundamentales para el sostén de la economía del mundo. De acuerdo con el Consejo Internacional para la Pequeña Empresa, este tipo de negocios, pertenezcan al sector formal o informal de la economía, representan más del 90 por ciento del total de empresas, generan entre el 60 y el 70 por ciento del empleo y son responsables del 50 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel mundial.

Pero a pesar de ser vitales en la economía mundial, las mipymes están siendo las más afectadas por la pandemia, debido a que las medidas de bloqueo sin precedentes promulgadas para contener la propagación del coronavirus han conducido a interrupciones de la cadena de suministro y una caída masiva de la demanda en la mayoría de los sectores.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró hace algunos años el 27 de junio como el Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas, “para concienciar acerca de su contribución al desarrollo sostenible”.

En este marco, el Instituto de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer datos sobre la mipymes en México con base en los Resultados Oportunos de los Censos Económicos 2019.

De acuerdo con el Inegi el sector privado y paraestatal de nuestro país está conformado por 4 millones 773 mil 995 unidades económicas. De ellas, 95 por ciento son micro (0 a 10 personas ocupadas), 4 por ciento pequeñas (11 a 50 personas), 0.8 por ciento medianas (51 a 250 personas) y sólo 0.2 por ciento restante son grandes (251 y más personas).

En estos 4.7 millones de negocios laboraron 26 millones 561 mil 457 personas: 37.8 por ciento trabajaron en micronegocios (0 a 10 personas ocupadas), 14.7 por ciento en negocios pequeños (11 a 50 personas), 15.9 por ciento en medianos (51 a 250 personas) y 31.6 por ciento en las unidades económicas grandes (251 y más personas).

Asimismo, se destaca que del total de ingresos que generan las empresas y los establecimientos en el país, 14.2 por ciento fueron producidos por los micronegocios (0 a 10 personas ocupadas), 16.1 por ciento por los pequeños (11 a 50 personas), 21.9 por ciento de los negocios medianos y 47.8 por ciento por los grandes (251 y más personas).

Datos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) señalan que las mipymes representan 52 por ciento del Producto Interno Bruto del país, y 72 por ciento del empleo formal.

A mediados de abril, esta cámara 15 mil microempresas de la industria de la transformación habían cerrado definitivamente. En aquel entonces varios organismos del sector privado habían hecho propuestas al gobierno federal para ofrecer apoyos a las mipymes, que de no darse podrían generar la desaparición de 60 mil microunidades económicas, y 200 mil pequeñas empresas al caer en insolvencia de liquidez.

En los últimos meses la ONU ha reiterado la importancia de las mipymes en el mundo, por lo que para ofrecer alternativas para su supervivencia han llevado a cabo foros, de manera virtual, a fin de compartir experiencias y aportar ideas que funcionen a favor las empresas que son las más vulnerables.

El organismo internacional ha subrayado que debido a que este tipo de empresas son responsables de una generación de empleo e ingresos importantes en todo el mundo y son un factor clave en la reducción de la pobreza y el fomento del desarrollo, por lo que es fundamental que se les apoye para salir adelante frente a la crisis ocasionada por el COVID-19.

La ONU señaló que las microempresas y las pequeñas y medianas empresas tienden a emplear a una gran proporción de trabajadores pertenecientes a los sectores más vulnerables de la sociedad, como mujeres, jóvenes y personas de hogares desfavorecidos. En muchas zonas rurales, son casi la única fuente de empleo. Como grupo, estos pequeños negocios son el generador de ingresos más importante en la "base de la pirámide".

Asimismo, destacó que, a través del Centro de Comercio Internacional, única organización internacional dedicada plenamente a fomentar la competitividad de las mipymes, está siguiendo muy de cerca los efectos que está teniendo la pandemia en estas unidades productivas, prestando especial atención a las pequeñas empresas de los países en desarrollo.


Te puede interesar: Exhortan al gobierno a oír propuestas de la IP

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.