Recesión, una gran amenaza

Frente a una posible recesión mundial, es necesario que los consumidores tomen previsiones como reducir deudas con altas tasas de interés, además el Estado debe dar certidumbre para fortalecer el mercado interno: UNAM.


Recesión mundial


Debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China existe el riesgo de una recesión generalizada a nivel mundial, en la que, si bien los países desarrollados resultarían más afectados, las economías de los países en vías de desarrollo como México no escaparían a los efectos negativos, advirtieron Alicia Girón y César Salazar, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Alertaron que la de por sí débil economía mexicana podría desacelerarse e inclusive llegar a una recesión a consecuencia del incremento de la volatilidad financiera que afecta a los mercados internacionales, por lo que recomendaron que el Gobierno Federal debería fijarse como una de sus metas la inversión a través del sector público, lo que de alguna manera incentivaría un aumento de las inversiones para atraer al sector privado.

Alicia Girón subrayó que la mejor política pública se da a través del gasto social. “Educación, salud e infraestructura, son sectores donde se requiere mucha inversión, además de la generación de mayor empleo a nivel nacional", destacó.

Medidas ante riesgos

Frente al oscuro panorama financiero que se cierne en el mundo el que puede afectar los bolsillos de los mexicanos, por la vía de importaciones específicas, es necesario que los consumidores reduzcan sus deudas con altas tasas de interés, mientras que el Estado debe dar certidumbre para echar a andar procesos de consumo y fortalecer el mercado interno, "de otra manera no tendremos mucho margen de maniobra".

Los analistas señalaron que con la guerra comercial entre EU y China, los precios de los principales activos internacionales (financieros y no financieros), como el oro y el petróleo resultarían afectados. Es el caso de las gasolinas, donde el tipo de cambio es un factor importante, y del refinado a nivel internacional, explicaron.

César Salazar indicó que este episodio entre ambas naciones provocó una devaluación de 3.7 por ciento del peso mexicano, y “aunque hoy se recuperó un poco, tenemos un acumulado de depreciación, aspecto en el que los hogares mexicanos deben poner atención”.

La guerra comercial entre las naciones más poderosas del orbe afectará a países como México, sobre todo en lo que respecta a las importaciones específicas, debido a los movimientos de los precios de los principales activos internacionales (financieros y no financieros), como el oro y el petróleo, explicaron los expertos en conferencia de medios.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que si se concretan las amenazas actuales a la política comercial, y como resultado de ello la confianza empresarial cae, la producción mundial podría estar alrededor de 0.5 por ciento por debajo de las proyecciones actuales para 2020.

 

Te puede interesar: Banxico baja previsión de crecimiento del país

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.