En riesgo, las pensiones de jubilados

¿Sobrevivirías con el 30 por ciento de tu salario? Ése es el porcentaje con el que se retirarían en 2022 los primeros jubilados bajo el sistema de las afores, lo que representa un alto riesgo para la subsistencia de miles de personas.


Reformar SAR


De no incrementarse el monto de las aportaciones a las cuentas personales de retiro en el plazo inmediato, quienes se jubilen en los próximos cinco años vivirán en situación de pobreza y se detonará una crisis en el país, alertó el presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Bernardo González Rosas.

Para evitar esta situación, urgió a reformar el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) ya que bajo las actuales condiciones las pensiones serán bajas, toda vez que 95 por ciento de los trabajadores ganan menos de 15 salarios mínimos, lo que repercutiría de manera negativa en su manutención, indicó Bernardo González.

Recordó que la aportación obligatoria en la actualidad es de 6.5 por ciento del salario base y se requiere que su aportación se incremente hasta en 15 por ciento, de esta manera recibiría entre 70 y 80 por ciento de su último salario como pensión y no sólo el 30 por ciento como lo señala la normatividad vigente.

El sistema de Afores que se estableció hace 22 años ha tenido la misma tasa, que no necesariamente corresponde a la realidad actual, por lo que debe adecuarse. La aportación obligatoria es la suma de la participación del trabajador quien contribuye con 1.125 por ciento, el patrón con 5.15 y el gobierno con 0.225 por ciento, es decir, 6.5 por ciento en total.

Aseguró que las aportaciones voluntarias que las personas llegan a realizar son modestas en comparación con las aportaciones obligatorias, por lo que para garantizar un retiro digno es necesario que la población ahorre por sí misma a su cuenta individual de afore.

González Rosas dijo que el gobierno, empresarios y sindicatos reconocen la necesidad de llevar a cabo cambios al SAR a fin de aumentar las aportaciones, así como para eliminar costos regulatorios para las administradoras que hoy por hoy son onerosos y afecta a los destinatarios finales que son los trabajadores, además coinciden en que se requiere una normatividad que permita diseñar nuevos productos para atender a la población informal, a la de bajos ingresos, así como a la que no aplica para estar cubiertos por las afores.

El presidente de la Amafore destacó que se han reunido con representantes del Gobierno Federal (de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) considera que en la segunda mitad del sexenio se presente una iniciativa de reforma a la Ley de SAR, en tanto que la iniciativa privada trabaja en la elaboración de propuestas viables para elevar las aportaciones.

El presidente de la Amafore señaló que para la cotización deben disminuirse las mil 250 semanas que obliga actualmente la ley, toda vez que las condiciones de los trabajadores varían de acuerdo a su actividad y circunstancia. Además, consideró que también la edad de retiro, que actualmente es de 65 años, debe aumentar de acuerdo con la esperanza de vida de la población.

Por otra parte, opinó que los modelos de pensiones de sistema de beneficio definido o alguno en el que el Estado se encargue de administrar los recursos han demostrado ser inviables ya que son insostenibles financieramente y poco transparentes.

Indicó que en México existe un sistema de pensiones mixto, ya que funciona el sistema que registra a los trabajadores del IMSS e ISSSTE, y que están en un sistema de cuentas individuales, las afores, y también existen las pensiones a las que están sujetos los trabajadores que se encuentran en un sistema de alguna empresa paraestatal o bien los sistemas de los estados y municipios.

“Esos últimos sistemas no se han reformado, y ¿cuál es su condición? Varios están en crisis de quiebra y son sistemas de beneficio definido”. Aseguró que “estos esquemas han generado crisis en finanzas públicas y las van a generar en varios estados y municipios del país”, aseguró.

Envejece la población

De acuerdo con la Encuesta Intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2015 los adultos mayores conformaban 10.4 por ciento (12 millones 436 mil 321 personas) de la población total; a su vez, con información de las proyecciones poblacionales del Consejo Nacional de Población (Conapo), para el año 2030 la población de adultos mayores representará 14.6 por ciento (20 millones 14 mil 853 personas) del total de la población del país.

En 2014 por cada cien personas en edad de trabajar había 15.7 por ciento de dependientes en la vejez, mientras que las proyecciones de la Conapo indican que en 2030 este porcentaje se incrementará a 24.1 por ciento. Esta proporción será mayor en el caso de las mujeres 25.5 por ciento, mientras que en el de los hombres será de 22.5 por ciento.

 

Te puede interesar: Falta seguridad social a adultos mayores en AL

@yoinfluyo //twitter.com/Yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.