El aumento al salario mínimo se ha visto mermado por la inflación: UAM

El salario se emplea para la compra de bienes y servicios para satisfacer las necesidades de reproducción de una familia.



En México de 2018 a 2021, el salario mínimo creció 60.37 por ciento, ese incremento se ha visto mermado por la inflación, por lo que el promedio aumentó 40 por ciento en términos reales, aseguró Miguel Ángel Barros, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En la conferencia de prensa “¿Me alcanza? Salario mínimo y su poder de compra: México 2015-2021”, el académico dijo que para los trabajadores que devengan un salario mínimo la recuperación efectiva fue de 38.9 por ciento, para ingresos de uno a tres salarios mínimos fue de 39.75 por ciento, para entre tres y seis salarios mínimos fue de 41.02 por ciento y para ingresos mayores a seis salarios mínimos el aumento representa 42.36 por ciento.

“En años recientes, esa variable económica se ha incrementado de manera significativa, pero si revisamos la caída salarial desde hace 38 años aún causa rezago acumulado que a la fecha no hemos podido recuperar”, afirmó el coordinador de la Licenciatura en Economía de la UAM-Azcapotzalco.

Barrios refirió que el salario se emplea para la compra de bienes y servicios para satisfacer las necesidades de reproducción de una familia e incluye alimentos, salud, vestido, cultura y recreación, aunque también se tiene que evaluar como el factor que vincula a los sectores sociales para retribución del trabajo.

En México el salario mínimo se determina en el marco de un acuerdo tripartito entre el gobierno, los trabajadores y los empresarios, en una negociación que determina las diferencias a nivel regional o por actividad o sector de la economía.

“El poder de compra del salario se obtiene al descontar el incremento de los precios sobre el salario nominal que recibimos cada mes, mientras al incremento de los precios de bienes y servicios se le conoce comúnmente como inflación”, detalló el académico de la UAM.

El especialista en economía señaló que los trabajadores que devengan salarios menores han registrado un crecimiento real; esto es que han crecido más que la inflación como resultado del cambio en la política salarial del gobierno actual, aunque ese incremento va mostrando debilidad a lo largo del año derivada de la inflación acumulada.

Recordó que el poder de compra del salario mínimo está estrechamente vinculado con la política económica, pero guarda relación directa con la política monetaria que conduce el Banco de México, que a su vez se orienta para cumplir con los objetivos de inflación, lo cual se hace mediante la determinación de las tasas de interés.

“Resulta necesario trazar una política salarial que permita la recuperación del salario mínimo con la finalidad de favorecer a los trabajadores mexicanos y también para fortalecer el mercado interno de México, pues la idea de que los incrementos estén por arriba de la inflación y generarían una espiral inflacionaria, ha quedado desmentida a la luz del crecimiento real en los tres últimos años”, concluyó.

 

Te puede interesar: Gobierno federal ha realizado más de 48 mil detenciones de migrantes menores de edad

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.