Concanaco e IMSS trabajan en medidas sanitarias para el periodo vacacional

“Se requiere que autoridades y empresarios coadyuven en la búsqueda de lograr su reactivación en menos tiempo con la aplicación de protocolos sanitarios”, destacó la Confederación.



La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) estimó una ocupación hotelera de 61.5 por ciento para el próximo periodo vacacional de verano y una derrama económica de 56 mil millones de pesos, panorama que tiene grandes posibilidades debido a la “salida de los mexicanos a los destinos turísticos del país”.

José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco Servytur, indicó que para alcanzar la meta y brindar confianza a los turistas, las medidas sanitarias en todos los destinos turísticos son una prioridad, pues se debe garantizar la salud de empleados y visitantes.

“Es una actividad importante para la generación de empleo y crecimiento económico en el país, por ello se requiere que autoridades y empresarios coadyuven en la búsqueda de lograr su reactivación en menos tiempo con la aplicación de protocolos sanitarios”, destacó la Confederación por medio de un comunicado.

Para verano, se prevé una oferta de casi 821 mil asientos de avión en rutas de Europa a México, “de Estados Unidos a México hay una oferta de 3 millones 574 mil asientos de avión para este verano, con un crecimiento del 204.1 por ciento respecto al 2020”, arrojaron datos de la Official Airline Guide (OAG).

Por otro lado, el presidente de la Confederación detalló que ya se encuentra trabajando con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para definir medidas adicionales para que se apliquen en hoteles y restaurantes en el próximo periodo vacacional de verano. En la Riviera Maya en Quintana Roo y destinos turísticos de la región del Pacífico norte del país, se realizarán pruebas de detección rápida.

“Esta estrategia se aplicará gradualmente en todo el país, a fin de atender a todos los segmentos de turismo y que puedan seguir laborando de manera más segura”, destacó López Campos y subrayó que las empresas deben dejar de clasificarse por esenciales o no esenciales y empezar a ser seguras o no seguras, para que “quien cumpla con todas las normas o protocolos pueda seguir laborando y no cerrar en caso de cambio del color del semáforo”.

Finalmente, comentó que “el cierre de empresas podría significar la desaparición permanente de empleos, lo que pondría en grave riesgo la economía de las familias de México”.

 

Te puede interesar: Turismo de reuniones reiniciará actividades presenciales: Amprofec

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.